En la carrera por ocupar un lugar están varias agencias internacionales y algunas firmas privadas. Como señaló en varias ocasiones, la agencia rusa Roscomos tiene planea retirarse de la Estación Espacial Internacional (EEI), en dos años. Y si bien hay muchas agencias y algunas firmas privadas que alzan la mano para ocupar esa silla, todavía falta resolver un problema clave. La salida de los rusos presentará una gran oportunidad ya que la NASA estaría obligada a apresurar la adjudicación a una empresa para que la EEI se mantenga en actividad. La primera firma en la nómina es SpaceX. La firma de Elon Musk ha demostrado ser capaz de resolver los diferentes problemas de la exploración espacial con sus naves. Sus cohetes de lanzamiento y aterrizaje vertical reutilizables y sus satélites de comunicaciones son una muestra de su alto nivel de eficacia. El problema es el retorno y beneficio que obtendría la empresa al hacerse cargo de esta tarea. El poder de fuego de SpaceX es imponente. Fotos REUTERS De la licitación, también formarán parte Boeing, quien fue la principal contratista de la NASA en la construcción de la EEI en las décadas de 1990 y 2000. Además, dispone de su propia nave espacial, el Starliner. El otro candidato es Northrop Grumman, quien ya obtuvo un contrato para construir un módulo habitable para la estación espacial lunar prevista por la NASA, el Lunar Gateway. Alianza Global Aunque la EEI es una alianza global que incluye elementos aportados por Japón, Europa y Canadá, la mayor parte de la infraestructura pertenece a los norteamericanos. Sin embargo, uno de sus componentes más importantes es el módulo de servicio Zvezda, el motor de la estación que le permite mantener su órbita y maniobrar alrededor de la basura espacial y que pertenece a Roscomos. El módulo Zvezda, una pieza clave de la estación. Foto REUTERS Y como ya anticipó, cuando Rusia abandone la EEI, tiene la intención de llevarse sus módulos, entre ellos el Zvezda, para construir una base propia. Lo que implica que, para mantener la nave a flote, deberán sustituir su motor o llegar a un acuerdo con Rusia. La solución provisional que encontró la NASA para mantener la EEI …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here