La empresa pertenece a OpenAI y es competencia para Google. El acuerdo y por qué el gigante desembolsó la enorme cifra. Microsoft invirtió 10 mil millones de dólares en OpenAI, empresa dueña de la herramienta de inteligencia artificial del momento, ChatGPT. Presentado a fines dell año pasado, acumuló más de un millón de usuarios en pocos días y provocó un cimbronazo en los debates sobre el mundo del trabajo y el machine learning. Microsoft, que ya invirtió mil millones de dólares en OpenAI en 2019 e invirtió nuevamente en 2021, busca una ventaja interna en algunos de los sistemas de inteligencia artificial más populares y avanzados mientras compite con Google (Alphabet), Amazon y Meta para dominar una industria que crece a pasos agigantados. La compra tiene sentido: OpenAI necesita la financiación y el poder de computación en la nube de Microsoft para procesar grandes volúmenes de datos y ejecutar los modelos cada vez más complejos que permiten que programas como DALL-E generen imágenes realistas basadas en un puñado de palabras, y ChatGPT para crear texto conversacional asombrosamente humano en respuesta a solicitudes o consultas. Microsoft tiene uno de los servicios de computación en la nube más grandes del mundo, Azure. “Formamos nuestra asociación con OpenAI en torno a una ambición compartida de avanzar de manera responsable en la investigación de IA de vanguardia y democratizar la IA como una nueva plataforma tecnológica”, dijo Satya Nadella, presidente y director ejecutivo de Microsoft, en un comunicado, que detalla la inversión pero no reveló la cantidad. Una fuente que Bloomberg mantiene en el anonimato aseguró que la cifra que pagaría Microsoft es de 10 mil millones durante varios años. Qué es ChatGPT chatGPT permite generar «prompts» de texto mediante inteligencia artificial. Foto: Shutterstock “OpenAI es el nombre de un laboratorio de investigación y desarrollo en inteligencia artificial con el objetivo explícito de producir programas disponibles para el público en general. Se intenta evitar que un posible riesgo existencial producido por la IA no se agrave por la concentración de esos recursos en unas pocas corporaciones”, explicó a Clarín Javier Blanco, Doctor en Informática por la Universidad de Eindhoven, Holanda. Este tipo de sistemas, posibilitados por el impresionante avance del poder de cómputo, constituye una disciplina que toma grandes volúmenes de datos …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here