«No podemos hablar de ola polar ya que no se están dando las condiciones para definirla como tal sino que estamos ante una irrupción de aire frío polar, que ocasionó temperaturas mínimas de 6 y 7 grados bajo cero, en el centro de La Pampa y oeste de Buenos Aires, precisó a Télam la meteoróloga del organismo, Cindy Fernández. Indicó que a partir de hoy «el viento empezó a rotar hacia el noreste y la chances de tener otra nevada en la provincia de Buenos Aires son menos probables, pudiendo darse algún chaparrón en la costa atlántica bonaerense». La meteoróloga no descartó que mañana en la costa atlántica pueda darse un fenómeno no muy conocido, el graupel, o «granos de hielo», los cuales ocurren cuando el aire está muy frío sobre la superficie y la gota de agua se congela al caer con una fisonomía similar al granizo. El frío continuará mañana «con temperaturas mínimas cercanas a los 3 grados durante la mañana en las provincias centrales, con heladas que podrían extenderse hacia el norte bonaerense, Entre Ríos, Uruguay e incluso el sur de Brasil y aumentarían paulatinamente hacia el mediodía llegando a temperaturas cercanas a los 11 y en ascenso». Fernández destacó que el frío «irá aflojando hacia el fin de semana, ya que se esperan lluvias para la madrugada del sábado y temperaturas entre 18 y 19 grados para lo que resta del sábado y el domingo» Necochea, Tres Arroyos, Lobería y Mar del Plata amanecieron hoy con heladas al igual que varias ciudades del sudeste bonaerense tras algunos chaparrones de nieve sorpresivos. Agua nieve que por momentos se convirtieron en copos cayeron en varios sectores de la localidad bonaerense de Coronel Pringles y en los cerros ubicados en la comarca de Sierra de la Ventana. El fenómeno se registró anoche por espacio de varios minutos en cercanías de Coronel Pringles y en un tramo de la ruta provincial 51 conocida como el Despeñadero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here