Los cinco diputados que integran las bancadas del Frente de Izquierda y de Autodeterminación y Libertad elevaron una nota impugnando la ley de Residentes aprobada el último jueves en la Legislatura porteña por «graves vicios» durante su tratamiento. Entre otros puntos para reclamar la impugnación, sostienen que la votación de la norma que regula el desempeño de los médicos residentes y concurrentes de la Ciudad tuvo «graves defectos que vician su resultado». «Venimos a denunciar que durante el tratamiento de la ley se reprimió en la puerta de la Legislatura a los médicos que se movilizaron oponiéndose a una ley que precariza las condiciones de trabajo de los profesionales de la salud», señalan los diputados en referencia al accionar de la Policía de la Ciudad el pasado día jueves. En ese sentido, explican que ellos -junto a sus pares de Unidad Ciudadana- se dirigieron a la puerta del Palacio «para intentar evitar que sigan reprimiendo a los que estaban siendo golpeados y gaseados». «(Luego) fuimos impedidos de ingresar al recinto justo en el momento en el que se votaba la norma referida. Incluso las diputadas (Victoria) Montenegro y Bregman estaban anotadas para hacer uso de la palabra, cuestión que, por lo tanto, fue impedida», señala el documento. Además señalan que «se incumplió el artículo 260 del reglamento toda vez que el presidente (a cargo de la sesión, en este caso el diputado de Vamos Juntos Agustín Foirchieri) no llamó a los diputados que se encontraban en la antesala para que tomen parte de la votación de la ley». «La sanción de la misma no reúne los requisitos legales (y democráticos) más elementales», destacan los diputados de los bloques de izquierda y le solicitan a las autoridades legislativas que se abstengan de «remitir la norma al Ejecutivo» para su promulgación. El nuevo régimen de residencias fue aprobado el pasado jueves luego de menos de dos semanas de tratamiento legislativo y con una constante oposición de los médicos, representantes sindicales y políticos opositores que se fueron manifestando a lo largo de las reuniones de la Comisión de Salud y durante la sesión. Ese día, varios centenares de médicos se congregaron en la puerta del palacio legislativo y, durante el tratamiento de la norma, un grupo quiso ingresar al edificio, actitud que fue repelida en primer término por personal de seguridad y luego por la Policía. La votación se realizó con la mayoría de los diputados opositores fuera del recinto y fue aprobada con los votos del bloque oficialista que no pudo sumar a diputados aliados como los de la bancada de Evolución (quienes se abstuvieron) o del Partido Socialista (que no votaron).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here