Según un informe, en verano los casos grooming aumentaron un 267%. La posibilidad de la población infantil y adolescente de tener más tiempo libre en vacaciones, y por lo tanto mayor exposición a las pantallas, triplica las posibilidades de ser víctimas de acoso sexual a través de medios digitales (grooming), advirtió una especialista en psiquiatría infanto-juvenil del Hospital de Clínicas José de San Martín. “Un estudio realizado por la ONG Grooming Argentina entre junio de 2019 y febrero de 2020 estimó que en verano los casos grooming aumentaron un 267% y esto tiene sentido porque niñas, niños y jóvenes disponen de más tiempo libre y por ello acceso a internet, y donde existe una pantalla hay riesgo de grooming», dijo Silvia Ongini, psiquiatra Infanto-Juvenil del Departamento de Pediatría del Clínicas. En un comunicado, Ongini definió al grooming como un acoso en el que un adulto «toma contacto con una niña, niño o adolescente apoyándose en las características propias de la infancia y adolescencia -como la necesidad de aprobación de pares, confianza por estar en ámbitos como su casa o jugando a su juego favorito en línea- para generar un encuentro en el mundo físico u obtener material de contenido sexual por parte de la víctima para su comercialización, distribución y o para satisfacer sus prácticas sexuales”.¿Cómo actúan quienes cometen grooming? Ongini señaló que la forma de actuar de los ‘groomer’ es «bien reconocible, ya que eligen a sus víctimas por edad, exposición y vulnerabilidad poniendo en jaque los vínculos con familiares y referentes».“Es común que usen un lenguaje afectuoso y usen frases cargadas de menciones afectivas que van naturalizando progresivamente aspectos sexuales”, apuntó. Esa situación traumática sostenida en el tiempo y sin un tratamiento adecuado «puede ocasionar daños neurobiológicos subjetivos y vinculares que se van a expresar en todos los aspectos de su vida”, advirtió la especialista. Es común que los groomers usen un lenguaje afectuoso y usen frases cargadas de menciones afectivas. Desde el Clínicas alertaron que durante la cuarentena por la Covid-19, la circulación de material de explotación sexual de niñas, niños y adolescentes en Internet creció de forma exponencial. Entre octubre de 2019 y septiembre 2020, el aumento de estas fotos y videos fue de un 522% en comparación con el período anterior, según las denuncias realizadas a la Línea 137 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.Un informe sobre grooming en Argentina  Además a partir del Informe 2022 sobre grooming en Argentina, desarrollado por la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, se acreditó que 7 de cada 10 niños y adolescentes sufrieron acoso sexual mientras navegaban por Internet, en particular por Instagram, WhatsApp y Facebook. Estos datos ubican a Argentina como el segundo país con más grooming de Latinoamérica superado solamente por México. En referencia a cómo prevenirlo, Ongini afirmó que “dialogar es la palabra clave, la herramienta más importante». «Niñas, niños y adolescentes deben tomar conciencia sobre los peligros a los que pueden verse expuestos y entender que no todo …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here