El Centro Ana Frank Argentina inauguró esta tarde una sala de teatro con ese nombre, la primera en el mundo, que resultará «una experiencia innovadora que contribuirá a fortalecer el trabajo con los jóvenes por la inclusión y contra toda forma de violencia y discriminación», aseguró el director de la entidad, Héctor Shalom. La sala se construyó contigua a la sede del centro, en el barrio porteño de Coghlan, para que «ambos tengan un diálogo permanente. Este nuevo espacio propiciará espectáculos y eventos artísticos de alta calidad y estimulará la participación de grupos de jóvenes con el objetivo de promover la creatividad y la expresión en el campo teatral, musical y otros lenguajes artísticos». Este 12 de junio, cuando hubiera cumplido 90 años, se entregó por primera vez el reconocimiento «Legado de Ana Frank», a Estela de Carlotto y a Sara Rus, quien es sobreviviente del campo de concentración de Auschwitz y Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora cuyo hijo Daniel Rus permanece desaparecido desde su secuestro en una de las sedes de la Comisión Nacional de Energía Atómica durante la última dictadura argentina.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here