Aunque son invisibles al ojo humano, los tardígrados tienen características que los asemejan a seres mitológicos. Se trata de una de las especies más pequeñas del reino animal -miden entre 50 y 1500 micras (una micra es la milésima parte de un milímetro)-, y también son una de las más resistentes. Se han encontrado ejemplares en la Antártida, en el desierto y en el fondo del mar, así como en el arbolado de las ciudades y en suelos contaminados por agroquímicos o efluentes fabriles. A pesar de que su estudio es reciente (hacen falta microscopios electrónicos de barrido para verlos), grupos de biólogos en el mundo están centrando su atención en estos animalitos, que protagonizaron un par de episodios de los dibujitos South Park, y hasta tienen su propia serie en Netflix (Tardigrade Xtreme).  Por su aspecto, similar a un oso de peluche (de ahí que se los conozca como «ositos de agua»), son carismáticos. Y por su extraordinaria capacidad de adaptación y resistencia, muchos creen que tienen superpoderes. Foto: Gentileza Mariana Rocha. Los Tardígrados no son bacterias ni virus. «Son animales microscópicos que se alimentan y reproducen, y tienen algunas propiedades fascinantes», afirma la doctora en Biología Mariana Rocha, investigadora y docente de la Universidad Nacional de La Pampa, y una de las mayores referentes internacionales en la materia. «Se han encontrado ejemplares de tardígrados en el Everest y en el lecho océanico. Una de sus características más maravillosas es su capacidad de «criptobiosis». Esto es, la posibilidad de reducir sus funciones vitales hasta quedar en estado de latencia, gracias a la producción de una proteína llamada Dsup, que «blinda» el ADN y lo mantiene intacto frente a condiciones extremas de temperatura, presión o falta de hidratación», explica Rocha. Si bien la criptobiosis se ha observado en otros organismos vivos como algunos insectos, bacterias, pólenes, hongos y líquenes frente a alguna condición extrema; lo extraordinario de los tardígrados es que pueden soportar varios factores adversos al mismo tiempo. Foto: S Tanaka, H Sagara, T Kunieda (www.eurekalert.org) «Son poliextremófilos. Resisten altas temperaturas o demasiado bajas, el vacío y la falta de oxígeno. Muestras de ellos han sido enviados en misiones a Marte y han sobrevivido», apunta la especialista. En junio de 2021, SpaceX, la compañía de Elon Musk, llevó a la Estación Espacial Internacional 5.000 tardígrados, para evaluar cómo se adaptan al entorno de microgravedad. Si los científicos descubren qué genes se activan en estos seres, en un futuro esto podría servir para proteger a los astronautas de las condiciones hostiles del espacio.SpaceX will launch baby squid and tardigrades to the space station this week https://t.co/FCiMqm9LV0 pic.twitter.com/CndX6yDADE— SPACE.com (@SPACEdotcom) June 1, 2021 Distinta es la suerte que corrieron los tardígrados llevados a la Luna por una sonda israelí en 2019, que se estrelló contra la superficie del satélite terrestre. Algunos astrobiólogos suponen que los tardígrados habrían resistido el impacto, y estarían en estado de hibernación gracias …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here