María del Carmen Battaini, jueza de Tierra del Fuego. La jueza de Tierra del Fuego e integrante del comité de expertos para la reforma judicial, María del Carmen Battaini, afirmó que propondrá la implementación de mecanismos para asegurar la paridad de género en ámbitos judiciales y así vencer al «techo de cristal». En una entrevista con Télam, la actual vocal del Superior Tribunal fueguino e integrante del consejo consultivo de 11 miembros que asesorará al presidente Alberto Fernández, también remarcó la necesidad de «un cambio de sistema» en la Corte Suprema pero aclaró que esa iniciativa «no necesariamente implica un aumento en el número de jueces». «No puede ser que una causa se demore diez años en la Corte. En materia previsional, por ejemplo, hay casos con tanta demora que cuando llega la decisión, ya falleció el pobre jubilado que promovía una demanda», analizó la magistrada. No obstante, insistió en que «a priori» no se puede concebir al aumento de los miembros del tribunal como la mejor solución para esos problemas. «Primero hay que ver si se puede buscar algún tipo de soporte o herramienta, como puede ser la tecnología, para agilizar la tramitación y resolución de expedientes. Ese sería un primer filtro», evaluó. En los cargos administrativos de planta, hay más mujeres que hombres. En la primera línea de funcionarios existe una paridad. Entre los magistrados de primera instancia o de Cámara, ya hay 40% de mujeres y 60% de hombres” Carmen Battaini Por su parte, Battaini adelantó que como parte de su impronta personal, propondrá a la comisión de expertos la implementación de mecanismos para asegurar la paridad de género en ámbitos judiciales. En esa línea, habló de vencer al «techo de cristal», consistente en la «segmentación jerárquica» que existe entre hombres y mujeres a medida que se escala la pirámide de cargos y funciones. «En los cargos administrativos de planta, hay más mujeres que hombres. En la primera línea de funcionarios (subsecretarios, o secretarios) existe una paridad. Entre los magistrados de primera instancia o de Cámara, ya hay 40% de mujeres y 60% de hombres», dijo. Y completó que «cuando llegamos a los cargos de última decisión (cortes provinciales y nacionales) la diferencia es atroz: 28% de mujeres y 72% hombres». La jurista, que se desempeña en Tierra del Fuego desde 2003, dijo sobre el mismo tema que hay provincias como Río Negro, donde la paridad está legislada, e incluso destacó la Constitución de la ciudad de Buenos Aires donde «se establece que el superior tribunal no puede conformarse por personas del mismo sexo». María del Carmen Battaini, jueza de Tierra del Fuego.Según Battaini, la reforma judicial encarada por el Gobierno nacional «no tiene temas prioritarios». «Todos los que se mencionan son de gran interés y se relacionan entre sí. A veces unos dependen de otros. El Consejo de la Magistratura es un tema sensible e intenso. La Corte Suprema …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here