El Gobierno, con el presidente Alberto Fernández a la cabeza, trabaja día y noche para hacerle frente a la dinámica del coronavirus, a través de una articulación interna entre todas las carteras y con especial atención en la contención sanitaria en Ciudad y Provincia de Buenos Aires, en permanente contacto con sus gobernantes, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, quienes administran los distritos con mayor cantidad de contagiados y sin descuidar el monitoreo en el resto del país. Instalado los últimos días en la Residencia de Olivos, Fernández lidera reuniones y hace seguimientos minuciosos de cada una de las áreas involucradas: está en permanente contacto con cada uno de los miembros de su gabinete que le reportan sobre el cumplimiento y la implementación de cada una de las medidas resueltas en los últimos días. Su agenda de trabajo incluyó hoy, además de la reunión con la ministra de Seguridad Sabina Frederic y las fuerzas de seguridad federales, otras visitas como la del ex mandatario Eduardo Duhalde, quien ya cumplió la cuarentena tras regresar desde España adonde había viajado con el aval presidencial para estudiar el sistema de la venta de alimentos a granel, y la de los curas villeros, a los que garantizó que se incrementará la asistencia alimentaria en las villas y asentamientos del AMBA. El Whatsapp de Alberto Fernández recibe desde reportes oficiales del ministerio de Seguridad que llegan desde los distintos retenes controlados por las fuerzas de seguridad hasta reportes similares que elaboran los distintos municipios bonaerenses -algunos gobernados por dirigentes opositores- sobre la circulación en las calles. Para que quede clara cuál es la posición del gobierno nacional, el jefe de Estado reiteró hoy en una entrevista que concedió a Telefé que será «inflexible» con quienes no cumplan con la prohibición de circular. En un diálogo con la conductora del programa, Verónica Lozano, y con el resto de los panelistas, que se prolongó durante cuarenta y cinco minutos, Alberto Fernández dejó definiciones e hizo anuncios para llevar tranquilidad a los sectores más vulnerables, entre los que se cuentan quienes no tienen trabajo formal, los que alquilan o los que tienen créditos hipotecarios. «Lo que tienen que entender los sectores más humildes es que no pueden hacer changas, pero que nos estamos ocupando de ellos, les pido que esperen, que a todos les va a llegar la ayuda», les dijo el Presidente a los sectores que no tienen trabajo formal. A quienes alquilan y tienen créditos, también les llevó tranquilidad al anunciar que enviará al Congreso un proyecto para protegerlos. Fernández adelantó que a través de la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, “aportará” propuestas a un proyecto de ley que está elaborando el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para congelar por 180 días los alquileres, impedir los desalojos por seis meses y que se prohíban ejecuciones hipotecarias y se congelen cuotas de pago. Ese tema está en agenda para …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here