«Veinte años después, el derecho a la protesta significa un piso de derechos que no se discute» / Foto: Archivo. Con diversas actividades, organizaciones sociales, políticas, culturales y barriales recordarán este fin de semana a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, los dos jóvenes del MTD Aníbal Verón, al cumplirse el domingo 20 años de su asesinato, en un histórico acontecimiento conocido como la «masacre de Avellaneda». La Unión de Trabajadores de la Economía Popular (Utep) anunció para el sábado un acto en el Puente Pueyrredón desde las 10.30, con la consigna «A 20 años de la masacre de Avellaneda: Darío y Maxi presentes». «Fueron dos compañeros que marcaron con su vida un ejemplo de compromiso para con los más humildes, que todo el movimiento popular tomaría después como bandera», recordaron desde la Utep. «La lucha por trabajo, dignidad y cambio social de aquel entonces es la lucha de hoy por Tierra, Techo y Trabajo (TTT). Por eso, hoy más que nunca, Darío y Maxi viven en la economía popular», dijo a Télam Dina Sánchez secretaria adjunta de la Utep y referente del Frente Popular Darío Santillán (FPDS). El 26 de junio de 2002, Darío y Maxi fueron asesinados en las cercanías y en el hall de la exestación Avellaneda -que hoy lleva por ley el nombre de los jóvenes asesinados- del Ferrocarril Roca, tras una brutal represión en las que las fuerzas de seguridad bonaerense dispararon balas de plomo contra quienes habían salido a las calles a reclamar por «trabajo digno, alimentos y planes de trabajo» en el contexto de la crisis económica y social del 2001. Los autores materiales del asesinato de Darío y Maxi son los expolicías de la provincia, Alfredo Fanchiotti y Alejandro Acosta / Foto: Sergio Kowalewski. Los expolicías de la provincia,  Alfredo Fanchiotti y Alejandro Acosta, autores materiales del asesinato de Darío y Maxi fueron condenados en diciembre de 2005 a penas de prisión perpetua. «No obstante -añadieron desde la Utep- seguimos exigiendo que los responsables políticos de la masacre de Avellaneda-, sean investigados y juzgados». El asesinato de Kosteki y de Santillán a manos de efectivos de la Policía bonaerense marcó un hito en la sociedad argentina, que «obligó al entonces presidente Eduardo Duhalde a adelantar las elecciones y marcó un piso de consenso en la sociedad de rechazo a la represión policial».»Veinte años después, el derecho a la protesta significa un piso de derechos que no se discute», remarcaron desde la organización. «A 20 años de la Masacre de Avellaneda, el ejemplo de Darío y Maxi se multiplicó como trabajadoras y trabajadores de la Economía Popular y hoy seguimos levantando las banderas por las que luchábamos en aquel momento», concluyó Sánchez. El 26 de junio de 2002, Darío y Maxi fueron asesinados en las cercanías y en el hall de la exestación Avellaneda / Foto: Sergio Kowalewski. En tanto, desde la Comisión Independiente Justicia por Darío y Maxi -integrada por diversas organizaciones sociales de izquierda- …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here