A poco de iniciado el año, la madrugada del 13 de enero, el creador de la antipoesí­a y uno de los íconos mayores de la literatura hispanoamericana del siglo XX Nicanor Parra murió en su casa del balneario de Las Cruces, en Chile, a los 103 años y con una sólida obra poética integrada por “Cancioneros sin nombre”, “Manifiesto”, “Obra Gruesa” y “Ecopoemas”. Poeta, físico y matemático, Parra se consagró en 1954 con la publicación de “Poemas y Antipoemas”, caracterizado por un enfoque narrativo, en torno a un antihéroe y con un lenguaje coloquial atravesado por el humor y la ironí­a. El día 22 de ese mismo mes, la escritora estadounidense de ficción científica Ursula K. Le Guin, autora de la novela “La mano izquierda de la oscuridad”, falleció a los 88 años en su casa en Portland, en el estado norteamericano de Oregón. La Guin, maestra de la ciencia ficción y la fantasía, llegó a leer los dos primeros libros de “La saga de los confines” de Liliana Bodoc, quien falleció al cumplirse menos de un mes de su muerte: el 6 de febrero; Le Guin había asegurado que esas obras eran “un nuevo aporte al género fantástico”. La muerte de la autora de la trilogía compuesta por “Los dí­as del Venado”, “Los dí­as de la Sombra” y “Los dí­as del Fuego” se produjo a los 59 años como consecuencia de un infarto que sufrió a pocas horas de haber regresado de Cuba, donde participó de la Feria del Libro de La Habana. Durante el mes de abril se informó el deceso del escritor mexicano Sergio Pitol, ganador del Premio Cervantes 2005, que falleció a los 85 años en su casa de Xalapa. El autor de “El arte de la fuga” (1996) ganó el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo en 1999 y entre sus obras se encuentran “Vals de Mefisto”, “La vida conyugal”, “El mago de Viena”, “El viaje”, “Una autobiografí­a soterrada” y “Memorias: 1933-1966”. En mayo se conoció la noticia de la muerte de uno de los padres del Nuevo Periodismo: el estadounidense Tom Wolfe, famoso por sus célebres entrevistas y autor de emblemáticas obras de ficción como “La hoguera de las vanidades”, falleció a los 88 años en un hospital de Manhattan. Una de las muertes que conmovió la escena cultural fue la del escritor estadounidense Philip Roth, uno de los más importantes de la literatura del siglo XX, que falleció el 22 de mayo a los 85 años, en un hospital de Nueva York. Eterno candidato al Premio Nobel, autor de más de 25 libros, entre los que están “El lamento de Portnoy”, “Me casé con un comunista” y “La mancha humana”, Roth obtuvo el National Book Award por su primera obra, “Adiós, Columbus”, publicada en 1959. Con un estilo audaz y directo, Roth generó impacto en …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here