«Lacalle Pou termina su primer año de mandato con altísimos grados de aprobación del 53%, muy cercano al índice de respaldo que tenía Tabaré Vázquez después de su primer año de Gobierno», dice Rial. El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, cumple este lunes un año de Gobierno con el respaldo del 53% de los uruguayos, aunque con la desaprobación del opositor Frente Amplio (FA), en medio de la pandemia del coronavirus que ha disparado los índices de desempleo. Lacalle Pou, un abogado de 47 años, llegó al poder con la llamada «coalición multicolor» integrada por el Partido Colorado, el Partido Independiente, Cabildo Abierto y el Partido de la Gente, después de 15 años de Gobiernos del FA. Uruguay, uno de los últimos países en conseguir vacunas e iniciar el proceso de vacunación en la región, registró el primer caso de Covid-19 el pasado 13 de marzo, menos de dos semanas después de que Lacalle Pou jurara como presidente” El jefe de Estado uruguayo, del Partido Nacional, promovió durante la pandemia del coronavirus lo que se conoce como «libertad responsable», sin llegar a ser decretar una cuarentena obligatoria, con baja cantidad de casos positivos en los primeros meses de la enfermedad. Lacalle Pou ganó con la coalición integrada por los partidos Colorado, Independiente, Cabildo Abierto y de la Gente. Sin embargo, en las últimas semanas se superó el límite de los 100 casos diarios, cifra que los integrantes del Grupo Asesor Científico Honorario, creado por el mandatario, establecieron como límite para no perder el control epidemiológico. De acuerdo a la universidad estadounidense Johns Hopkins, se registraron 57.362 casos de coronavirus en ese país, con 603 personas fallecidas. Además, en paralelo, Uruguay, con una población de 3, 5 millones de habitantes, inicia el proceso de vacunación recién este lunes. Pero no todo fue pandemia este año. Entre las primeras medidas adoptadas por Lacalle Pou figura la polémica Ley de Urgente Consideración (LUC), de 600 artículos, que generó críticas del opositor FA. Tanto el FA, que considera que en el país se aplica un modelo de reducción del Estado, como la central única de trabajadores PIT-CNT, trabajan en un referéndum para derogar 135 artículos de esta ley aprobada por el Congreso uruguayo el pasado 8 de julio. La LUC regula el derecho de huelga, refuerza los derechos de la policía y crea el Ministerio de Medio Ambiente, entre otras medidas. Estas reformas se aprobaron mientras crecía el desempleo, un dato que puede augurar mayor conflictividad social. El Instituto Nacional de Estadística de Uruguay informó que el desempleo pasó del 8.5% en enero de 2020 al 11, 2% en octubre y luego bajó al 10.5% en diciembre pasado. De acuerdo al diario El Observador de Montevideo, durante este año la «incertidumbre» en materia laboral continuará. Pese a ello, según una encuesta de Equipos Consultores, el 53% de los uruguayos aprueba la gestión de Lacalle Pou, mientras que …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here