Parque Nacional Baritú Para llegar a Baritú hay que cruzar a territorio boliviano. Está a casi 500 kilómetros de la ciudad de Salta. Está en el noroeste de la provincia, tiene 72.439 hectáreas, es Parque Nacional desde 1974 y se encuentra en una de las ecorregiones de mayor diversidad de la Argentina: la selva de montaña o yungas. El aislamiento geográfico, las escasas rutas y la ausencia de explotaciones productivas, permiten que sus ambientes naturales permanezcan casi intactos. Llegar no es fácil. De la ciudad de Salta a Aguas Blancas, en la frontera con Bolivia, son 350 kilómetros. Hay que pasar al país vecino y hacer unos 100 kilómetros hasta el pueblo de La Mamora, donde se reingresa a la Argentina. Hasta Los Toldos son 20 kilómetros y, luego, 25 más para llegar al Parque.Se recomienda usar vehículos de doble tracción. La variedad de insectos, reptiles. ofidios y batracios es enorme. Baritú -en quechua, “pueblo pequeño”- tiene un área de acampe agreste y los turistas suelen alojarse en Los Toldos. Para recorrer el Parque hay varios senderos peatonales muy bien señalizados. Clima Subtropical con estación seca. La temperatura media es de 21ºC. Mínima de – 7ºC. Máxima de 39ºC. Las lluvias alcanzan los 3.000 mm. anuales (muy copiosas entre entre noviembre y abril). Flora En las laderas de las Sierras Subandinas (hasta 2.000 metros de altura) se distinguen varios  pisos de vegetación. En el nivel inferior está la denominada Selva Pedemontana, con árboles de tipa, pacará y cebil, acompañados por el jacarandá y el cochucho. Ascendiendo se encuentra la Selva montaña (muy húmeda, con plantas parásitas y enredaderas). A partir de los 800 metros comienza el Bosque Montano (más húmedo aún) y alberga al nogal, el aliso y el pino del cerro. En el nivel inferior, el de la Selva Pedemontana, hay ejemplares de tipa, pacará, cebil, acarandá y cochucho. Fauna Entre los mamíferos mayores se cuentan el yaguareté o tigre -en serio peligro de extinción-, el puma, la corzuela, dos especies de chancho de monte, el oso hormiguero, el tapir o anta, el carpincho y el zorro. En el recorrido por los senderos es posible avistar ardillas y monos caí. Los ríos y arroyos tienen una riquísima fauna ictícola: sábalos, bogas, bagres, dorados, dientudos, yuscas y viejas del agua. En las orillas hay mamíferos como el lobito de río y el osito lavador o mayuato. Hay una amplia gama de aves (del águila crestada al picaflor enano), insectos, reptiles. ofidios y batracios, como el sapito de panza roja. Baritú Reserva Nacional El Nogalar de Los Toldos Si hay nogales, hay nueces; y si hay nueces, hay ardillas. Está próxima a Baritú, en la localidad de Los Toldos, tiene 3.275 hectáreas, y es reserva desde 2004. Si bien esta en la ecorregión de la Yungas o Selva de altura, se diferencia porque conserva dos de los …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here