Carlos Rosenkrantz optó por las letras en lugar de las palabras para dar su testimonio El presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, solicitó declarar por escrito en la causa por las supuestas presiones ejercidas durante el Gobierno de Cambiemos sobre el grupo Indalo, en la que fue convocado en calidad de testigo, informaron fuentes judiciales.  Rosenkrantz había sido convocado para este jueves 26 de agosto a las 14, pero en la misma resolución en la que dispuso su convocatoria la magistrada había recordado que, por su cargo, el titular de la Corte estaba habilitado a declarar por escrito, para lo cual solo le pedía que tenga a bien informarlo con anterioridad a la fecha prevista.  Si bien no fue aclarado en la citación a dar testimonio, fuentes del caso explicaron que la convocatoria tiene que ver con las más de 50 llamadas telefónicas registradas entre Rosenkrantz y Fabián «Pepín» Rodríguez Simón, que fueron detectadas en la investigación en la que el asesor judicial del expresidente Mauricio Macri está imputado y declarado en «rebeldía» por haberse escapado a Uruguay para no asistir a su indagatoria. Rodríguez Simón se encuentra en Montevideo desde diciembre pasado, aguardando un casi improbable asilo político. «Pepín» es uno de los principales imputados del caso: se lo acusa de haber encabezado las maniobras de presión y asfixia financiera al Grupo Indalo y a sus accionistas Fabián de Sousa y Cristóbal López.  Diputado del Mercosur, y supuesto operador judicial de Macri, Rodríguez Simón se encuentra en Montevideo desde diciembre pasado, se ausentó al último llamado a indagatoria para el cual fue citado y espera que la justicia de Uruguay determine si le concede el refugio político que solicitó, a pesar de que la Comisión de Refugiados (CORE) de ese país dictaminó en contra de ese pedido.   En el expediente ya hay un procesado, Sebastián paladino, exsubdirector de Recaudación de la AFIP entre 2016 y 2019,  a quien la jueza Servini le atribuyó haber ordenado que se creara una herramienta informática con poder de control sobre todos los contribuyentes que formaran parte del Grupo Indalo. Las presiones sobre el grupo Indalo, de Souza y López habrían tenido inicio en el mes de octubre de 2015, acentuándose a partir de marzo de 2016, según la jueza María Romilda Servini. «La conducta de Paladino, lejos está de ser considerada un acto ‘neutral’, sino que implicó llanamente un abuso de poder, aprovechándose de las facultades del organismo público, en desmedro de un grupo de contribuyentes», remarcó Servini en el fallo que Télam difundió oportunamente.  La inclusión de las empresas o contribuyentes en una herramienta semejante «no habría obedecido a un criterio objetivo, ni una especie, característica o circunstancia que hubiere permitido englobarlas bajo el sistema de consulta descrito, sino que se basó únicamente en su pertenencia al grupo económico indicado», señaló la jueza. «Para nada se está reprochando las facultades que la Administración Federal …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here