Luis Alberto Heber, ministro del Interior uruguayo / Foto: @Luisaheber. El ministro del Interior de Uruguay, Luis Alberto Heber, sufrió el fin de semana un robo en una casa que tiene en una localidad costera donde está pasando sus vacaciones, informaron medios locales, en medio de un aumento de la inseguridad en el históricamente tranquilo país. El canal Telenoche y los diarios El País y El Observador, entre otros medios, dijeron que ladrones ingresaron por la puerta del frente mientras la familia se encontraba en el fondo de la casa, ubicada en Oceanía del Polonio, un balneario próximo a Cabo Polonio, departamento de Rocha. Los delincuentes se llevaron una cartera y una mochila de la esposa del ministro, informó El Observador, que citó a fuentes del Ministerio del Interior no identificadas. La Policía Científica trabajó en el lugar y ahora intentaba recabar elementos que permitan dar con los autores, agregó el periódico. El diario El País, citando a fuentes de la cartera que preside Heber, dijo que se trató de un «hurto menor», y que los elementos robados no son de «importancia» para el trabajo del ministro.Aumento de la inseguridadEl robo contra el jefe de las fuerzas policiales de Uruguay se enmarca en un aumento de la inseguridad en el pequeño país de 3, 4 millones de habitantes, durante décadas considerado de los más apacibles de Sudamérica, incluyendo un drástico incremento de los homicidios. Según un sondeo de la consultora Equipos de octubre pasado, casi la mitad de la población, un 46%, considera que esta es la mayor problemática que enfrenta el país, muy por encima de la situación económica (36%), y el desempleo (25%). La tasa de homicidios ha subido desde al menos 2004, con leves descensos, hasta alcanzar un pico extremo de 12 asesinatos cada 100.000 habitantes en 2018, cuando Uruguay ocupó el cuarto lugar entre las peores cifras de Sudamérica, solo superado por Venezuela, Brasil y Colombia. En los últimos cuatro años los dos dígitos en la tasa de homicidios descendieron hasta 8, 5 en 2021, según los registros oficiales del Observatorio de Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior uruguayo. El Gobierno del presidente Luis Lacalle Pou atribuyó este descenso a las reformas de seguridad logradas con una polémica norma llamada Ley de Urgente Consideración sancionada en 2020 pese al rechazo de la oposición. Pero la violencia volvió a repuntar el año pasado, cuando los homicidios consumados en el primer trimestre de 2022 crecieron 39, 3% en comparación con el año anterior, hasta llegar a 188 asesinatos entre enero y junio, 53 más que en el mismo período en 2021. Lacalle Pou ha atribuido el incremento de la tasa de homicidios al negocio del narcotráfico y a la violencia entre bandas criminales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here