Foto: archivo. River Plate, que viene invicto hace seis fechas y de a poco recupera la eficacia, intentará mantener su ascendente andar cuando reciba este domingo a Arsenal de Sarandí, que está último en la tabla con ocho partidos sin ganar, en el encuentro más relevante de los cinco a jugarse este domingo en la continuidad de la 12da. fecha de la Liga Profesional (LPF). El partido se desarrollará en el Estadio Monumental, en el barrio capitalino de Núñez, desde las 20.15, con el arbitraje de Jorge Balino (quien hace tres años y medio que no era asignado a un partido de River) y televisación por parte de Fox Sports. El tiempo cura las heridas que le provocó a River quedar fuera de la Copa Libertadores ante Atlético Mineiro y las cicatrizó en base a buenos resultados, no siempre como resultante del buen juego, en la Liga. Hoy se acercó a la punta y se proyecta como uno de los candidatos al título. El River de Marcelo Gallardo, quien antes de fin de año deberá decidir si continuará en el cargo o emigra, no es el de antes, ya no hay opulencia ni un crack en cada rincón del Monumental para desequilibrar, pero en este fútbol argentino con un nivel emparejado hacia abajo sigue marcando diferencias. Ya no están Gonzalo Montiel, Exequiel Palacios, Ignacio Fernández, Gonzalo Martínez, Rafael Santos Borré y Lucas Pratto, pero los nombres de Franco Armani; Fabrizio Angileri; Nicolás De La Cruz, Enzo Pérez, Julián Álvarez y Braian Romero marcan distancia con el resto pese a que por momentos el funcionamiento no es el deseado. River suma seis fechas sin derrotas, con cuatro triunfos y dos empates. En la fecha pasada venció en Rosario a Newell’s por 4 a 1 y, aunque en varios pasajes del partido no la pasó bien, el «Millonario» goleó en gran parte por el superlativo desempeño de Álvarez. River es conocedor del potencial de Lanús (al que ya venció 3-0 de visita) y Talleres, y sabe que para que Gallado gane su primer campeonato local (por ahora solo ganó Copas nacionales), no pude cometer errores y no tiene espacio para una racha negativa. Arsenal asoma como un rival accesible para este River, sin Sergio Rondina como entrenador, reemplazado hace cinco fechas por Israel Damonte. Desde la llegada del nuevo DT, el equipo de Sarandí sufrió dos derrotas y tres empates y no logró marcar goles, sumando ahora 464 minutos de ineficacia desde el gol de Braian Farioli ante Platense en la derrota 2-1. Pensando en el promedio y en los descensos de la próxima temporada, Arsenal no vive una realidad angustiante ya que supera a ocho equipos en la tabla de promedios, pero los «ahorros» se consumen y de no comenzar a sumar en 2022 podría sufrir. River, que jugaría con el mismo equipo que triunfó en Rosario, impondrá su vértigo, dinámica, poder de gol e Individualidades ante un …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here