Rafael Santos Borré, figura lave del River de Gallardo. River Plate, vigente subcampeón y candidato a llegar a las instancias finales en la actual edición de la Copa Libertadores, será local ante Nacional de Uruguay, un histórico de la competencia que fue tres veces ganador del torneo, en el partido de ida de los cuartos de final. El encuentro se desarrollará desde las 21.10 en el estadio de Independiente, en Avellaneda, a puertas cerradas para el público a raíz de la pandemia de coronavirus; con el colombiano Andrés Rojas como árbitro, quien será asistido por sus compatriotas Alexander Guzmán y John León, y televisación de ESPN. En River la preocupación no pasa por el partido sino por el caso positivo de coronavirus de Enzo Pérez, una de las piezas más destacadas del equipo, y de la situación que viven algunos de sus compañeros que estuvieron cerca del ex Godoy Cruz y Estudiantes de La Plata en los últimos días. El partido revancha entre «Millonarios» y «Bolsos» se jugará el jueves 17 de diciembre en el Parque Central, el estadio de Nacional en Montevideo, desde las 21.30. El ganador de la llave jugará una de las semifinales ante el vencedor de la serie entre Libertad, de Paraguay, y Palmeiras, de Brasil, que igualaron 1-1 en el primer cruce jugado en Asunción y la semana próxima definirán en San Pablo. Antes del inicio del encuentro será recordado Alejandro Sabella, el exentrenador del seleccionado argentino que falleció ayer y que jugó entre 1974-1978 un total de 118 cotejos en River Plate, donde convirtió 11 tantos y ganó tres títulos locales. El River de Marcelo Gallardo jugó dos finales consecutivas, la más recordada disputada en Madrid en 2018, cuando venció a Boca, y luego la de 2019, en la que cayó ante Flamengo de Brasil por 2-1 en un cotejo que ganaba hasta los 90 minutos por 1-0. River asfixia, no deja pensar, busca siempre y cuenta con variantes para herir al rival, con mediocampistas con talento y llegada, marcadores de punta como elemento de desequilibrio, aunque con la carencia de la falta de concreción, y un esquema mecanizado y enriquecido con nuevos valores. Este River versión 2020, que estuvo seis meses sin jugar a causa de la pandemia y ganó el Grupo D y eliminó al Athletico Paranaense de Brasil, totaliza ocho cotejos, con cinco triunfos, dos empates y un revés. Quizá la actualidad de River no sea la mejor a nivel individual ya que algunas de sus figuras no están en el pico de su rendimiento, pero el esquema, la idea y el funcionamiento siguen indemnes y con eso le basta para ser candidato a elevar la Copa Libertadores al cielo el 30 de enero próximo en el Maracaná de Río de Janeiro. Ante Nacional no contará con un jugador fundamental como Enzo Pérez, que se va sentir sin dudas y podría ser reemplazado por Leonardo Ponzio o …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here