Una joven de 23 años fue asesinada a golpes en la cabeza en una vivienda en la que estaba junto a dos de sus tres hijos en la localidad de Icaño, al sur de la provincia de Santiago del Estero, y su pareja murió embestida por un camión en la ruta nacional 34, y se investiga un femicidio seguido de suicidio, informaron fuentes judiciales y policiales. El hecho ocurrió pasadas las 6.15 de la mañana de este sábado, cuando personal policial tomo conocimiento acerca de que una joven, a la que identificaron como María Belén Montenegro, se encontraba herida en un domicilio del barrio Las Palmeras de la mencionada localidad del Departamento santiagueño de Avellaneda, ubicada a unos 177 kilómetros de la capital provincial. Un vocero policial señaló que al llegar al lugar “se observa que se encontraba recostada en una habitación y presentaba heridas en su cabeza y manchas de color rojiza”. Por este motivo, Montenegro fue derivada de urgencia al hospital zonal de Añatuya, pero ante la gravedad de las lesiones falleció durante el trayecto. La pareja de la joven asesinada En tanto, a las 6.25 los efectivos tomaron conocimiento a través de un transportista tucumano que cuando conducía su camión marca Scania por la ruta nacional 34, al llegar a la altura de la localidad de Icaño “observó que desde la oscuridad en forma imprevista salió una persona de sexo masculino y se arrojó a la cinta asfáltica delante de su camión, por lo cual no pudo evitar la colisión con el mismo”, detalló una fuente policial. Al llegar al lugar mencionado por el chofer los uniformados divisaron el cuerpo de un hombre, aparentemente sin signos vitales, tendido en la ruta, a quien identificaron como Rodríguez Raúl Alberto, concubino de la joven asesinada. “Hay una distancia de 600 metros aproximadamente entre el domicilio de Rodríguez y el lugar del accidente en Ruta 34”, indicó un vocero consultado. La investigación En la escena del crimen trabajaron efectivos de la comisaría 55 y personal de Homicidios Complejos. Según los primeros datos de la investigación, “una vecina de Montenegro manifestó que siendo las 5.30 como es habitual coordinaron para salir a caminar, pero como demoraba decidió ir a buscarla, fue entonces cuando observa que sale el esposo Rodríguez, vestido con una chomba de color oscuro y una bermuda, del inmueble con dirección hacia la ruta y observa a Montenegro, quien yacía tendida en la cama con sus rostro cubierto de sangre”. La fiscal que interviene en la causa, Paola Sobrero, además de pedir las pericias correspondientes y la autopsia de los cuerpos, ya comenzó a entrevistar a los familiares de la víctima y en diálogo con Télam dijo que “ellos comentan que la pareja tenía discusiones años atrás”, pero que en este último tiempo no conocían que había entredichos entre ellos. Hasta el momento no hay antecedentes de denuncias o exposiciones por violencia de género, pero aún continúa …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here