Sobre el móvil del femicidio, Brizuela añadió que «ella parece entrar tranquilamente, como con cierta familiaridad. Está claro que se conocían». La fiscal que investiga el femicidio de María Alejandra Abbondanza, cuyo cuerpo semiquemado y desmembrado fue hallado en la parrilla da una vivienda de la ciudad de Campana, donde fueron detenidos un hombre y sus padres, describió este miércoles las maniobras evasivas de los acusados y los elementos con sangre que advirtió al ingresar al domicilio, indicios que la llevaron a confirmar que estaba en la escena de un crimen.»Evidentemente fueron maniobras para que no entráramos», contó la fiscal Ana Laura Brizuela sobre el momento en que llegó junto a la policía a la casa donde se cometió el femicidio y la acusada de Esther Sánchez (64), madre de Agustín Chiminelli (24) y esposa de Carlos Rubén Chiminelli (69) -ambos también detenidos- intentó enviarlos a otro domicilio. Es que según relató la representante del Ministerio Público, la mujer intentó evitar que entraran a la casa de Alberdi al 700 en un primer momento, al señalar que el garaje que buscaban los investigadores pertenecía a una vivienda lindante. «La particularidad de la propiedad es que tiene un ingreso sobre la calle Moreno, un pequeño pasillo con una puerta por donde pueden salir. Da a un departamento al fondo de la casa, atrás de la casa principal que comparte un patiecito de tres por tres metros», describió. Pero rápidamente los investigadores observaron en la habitación que pertenecía al joven prendas con manchas de sangre y un balde con una mopa que también tenía rastros similares. En ese mismo momento, a dos cuadras del lugar, en un terreno baldío, la policía halló una bolsa negra con ropas iguales a las que vestía la víctima y que también presentaban manchas de sangre, contó la fiscal. El padre de Chiminelli admitió que su hijo le confesó que había matado a una persona y la había quemado en la parrilla / Foto: Cámara Vial. «Ahí nos dimos cuenta que lamentablemente estábamos bien encaminados», manifestó la representante del Ministerio Público en referencia a las sospechas de femicidio. Tras ello, la fiscal recordó que le preguntó por el departamento del fondo y la mujer nuevamente intentó desviar la atención. No obstante, agregó Brizuela, al ingresar notaron más manchas de sangre en el marco de la puerta, «que las habían querido limpiar», y «había un rastro de una palma de la mano». «Convocamos a la (Policía) Científica, ingresan y ven en la parrilla el cuerpo de María Alejandra Abbondanza», recordó la fiscal. Brizuela aclaró que «no hay evidencia de que haya un desmembramiento previo a la carbonización» del cuerpo, sino que los peritos forenses señalaron que ello se produjo debido a la propia carbonización.Los roles de cada acusadoSobre el móvil del femicidio y presunta relación entre Abondanzza (38) y Chiminelli hijo, la fiscal aseguró que «la familia (de la víctima) dice que era un ‘hola y chau’, y los vecinos nunca los vieron …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here