Cucho Parisi, uno de los frontman del grupo, se abraza con el público. (Foto: Fernando Gens) Los Auténticos Decadentes armó su gran fiesta de cumpleaños número 35 en el porteño Estadio Obras, con un concierto que se asemejó a una especie de gran carnaval carioca de dos horas. Así ocurrió este sábado a la noche en esta segunda función ofrecida por el grupo -programada tras agotarse las localidades del pasado 18 de septiembre- en donde una treintena de éxitos se sucedieron de manera prácticamente enganchada, en ritmos de comparsa, cumbia romántica, música tropical y ska. Hubo espacio para un breve set con las canciones de Jorge Serrano. (Foto: Fernando Gens) «Cómo me voy a olvidar», «Los piratas», «Diosa», «La prima lejana», «El gran señor», «El murguero», «Vení Raquel», «La guitarra», «Un osito de peluche de Taiwán», «El dinero no es todo», «Siga el baile» y «Loco (tu forma de ser)» fueron apenas algunos de los hits que sonaron. Y también hubo lugar para que la banda pusiera su impronta a clásicos de otros grupos, como el caso de «Los viejos vinagres», de Sumo; «Golpes en el corazón», de Los Tigres de Norte; «Beatle», de Attaque 77; y «Gente que no», de Todos tus Muertos. Pero lo fundamental fue la gran celebración que se produjo a partir del borroso límite con el público que propone artísticamente la banda, lo que además unifica a los presentes diluyendo preferencias musicales. Es que en esta fiesta anárquica de Los Auténticos Decadentes conviven jóvenes rockeros con familias enteras con niños, quienes se entusiasman de la misma manera ante cada canción. En esta fiesta anárquica de Los Auténticos Decadentes conviven jóvenes rockeros con familias enteras con niños, quienes se entusiasman de la misma manera ante cada canción.” Una mezcla de Gaby, Fofo y Miliki con los Sex Pistols, fue la definición que dio sobre Los Auténticos Decadentes el escritor Fabián Casas en un artículo periodístico, en probablemente le mejor síntesis de lo que se genera en sus conciertos. En esta fiesta anárquica de Los Auténticos Decadentes conviven jóvenes rockeros con familias enteras con niños(Foto: Fernando Gens) Sin embargo, todo este espíritu festivo que una vez más ganó el protagonismo de la noche, no debe hacer perder de vista que el grupo también es una aceitada comparsa con un sólido sustento musical detrás. Todo este espíritu festivo que una vez más ganó el protagonismo de la noche, no debe hacer perder de vista que el grupo también es una aceitada comparsa con un sólido sustento musical detrás.”   Mientras el centro de la escena es acaparada por los principales frontman Cucho Parisi y Jorge Serrano, hay también una fuerte presencia de vientos y percusión; pero además un buen soporte rítmico de guitarras, bajo, batería y teclados. Allí lucen el versátil saxofonista Pablo Rodríguez, la solidez rítmica de las guitarras de Nito Montecchia y Diego Demarco; el bajo de Pablo …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here