El fiscal departamental de La Paz, William Alave, informó que ordenó la detención de la ex presidenta del tribunal, María Eugenia Choque, y de su antiguo vicepresidente, Antonio Costas -quien renunció el 23 de octubre, apenas tres días después de las elecciones- por presuntos delitos electorales de falsificación de documentos, manipulación informática y alteración u ocultamiento de resultados. Además, los está investigando por uso indebido de influencias, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes, según la agencia nacional de noticias ABI. Tras la detención, la Policía convocó a la prensa a su Comando General y allí mostraron a los dos ex titulares de la autoridad electoral esposados y los hicieron posar parados un rato para las cámaras. De fondo, se podía ver un grupo de hombres -algunos de uniforme- sentados detrás de una mesa, vestida con una bandera nacional boliviana, según la imagen mostrado por el diario El Deber. Tras la difusión de esas imágenes, el fiscal Alave aseguró: «No estamos presentándolos como delincuentes, respetamos su presunción de inocencia pero para que la gente calme esta situación y vean que sus instituciones están trabajando». Esta mañana, la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) hizo pública su auditoría de las elecciones de octubre y concluyó que hubo irregularidades suficientes como para anular los comicios y llamar nuevos. Poco después y sin mencionar a esta organización regional y sus acusaciones, el entonces presidente Evo Morales convocó a nuevas elecciones y le pidió al congreso que renovara a todos los vocales del Tribunal Superior Electoral, lo que provocó la renuncia de Choque y el resto de los miembros del cuerpo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here