La denuncia del 12 de abril de 2021 firmada por el dirigente Félix Díaz y Santiago Cantón. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) difundió una resolución en la cual decidió levantar las medidas cautelares dictadas en relación a una denuncia presentada sobre mujeres embarazadas que se encontraban escondidas en el monte formoseño sin atención médica, al constatar que no se pudieron comprobar esos hechos, y cuestionó la falta de cooperación por parte de los actores que formularon el pedido de intervención del organismo. «En su resolución, la CIDH reconoce que el marco fáctico que había valorado para dictar las medidas cautelares no se verificó durante el trámite internacional. En otras palabras, que la gravísima denuncia formulada por el dirigente indígena Félix Díaz y Santiago Cantón, no logró demostrar situaciones concretas de mujeres embarazadas que no contaran con la atención médica adecuada, que estuvieran escondidas en el monte por miedo, amenazas u hostigamiento en su contra, o mucho menos que existieran casos de bebés separados de sus madres al nacer», se consigna en un comunicado difundido por la Secretaría de Derechos Humanos. #CIDH informa que decidió levantar las medidas cautelares referida a 7 mujeres Wichí, embarazadas, en #Argentina, tras analizar la vigencia de riesgo y considerar la solicitud por parte del Estado, según el art. 25, inc. 9 de su reglamento. 1Res. 216/21: https://t.co/2bdQLm2bln— CIDH – IACHR (@CIDH) July 14, 2021 La Comisión también cuestionó «la falta de colaboración de los peticionarios en brindar información precisa que permitiera identificar a las mujeres a las que supuestamente se buscaba proteger», y valoró de modo positivo «el esfuerzo desplegado por el Estado para verificar si había alguna persona que no estuviera recibiendo la atención médica correspondiente». En su dictamen, la CIDH observa que «el Estado (argentino) ha proporcionado soporte documentario que hace referencia a las atenciones en salud que las beneficiarias habrían estado recibiendo durante su estado de embarazo, según corresponde». Y observa que los denunciantes no brindaron «soporte documentario alguno que permita indicar que, incluso después de su embarazo, las personas beneficiarias se encuentren en una situación de riesgo». En ese sentido, la resolución sostiene que «no se ha proporcionado información que indique, por ejemplo, que el Estado les venga negando atención en salud o la atención en salud que recibirían actualmente no sería idónea o efectiva según lo que prescriban los médicos competentes». #CIDH recuerda que evalúa periódicamente la vigencia de medidas cautelares conforme los requisitos de gravedad, urgencia e irreparabilidad y puede decidir levantarlas de oficio cuando estos no estén presentes o ante solicitud del Estado y tras observaciones de representantes. 4— CIDH – IACHR (@CIDH) July 14, 2021 «Si bien la representación (los denunciantes) ha continuado afirmando que existen ‘temor’, ‘amenazas’, ‘persecución’, entre otros, la Comisión no advierte información concreta respecto de cada una de las siete mujeres beneficiarias que indique, por ejemplo, una amenaza concreta o sostenida en contra de ellas, o inacción del …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here