Estefanía Díaz (30), asesinada hace siete años en su casa de Burzaco. Un hombre comenzará a ser juzgado por un tribunal de Lomas de Zamora, acusado de haber asesinado a su exesposa con un martillo delante de sus cuatro hijos hace siete años, en una casa de la localidad bonaerense de Burzaco a la que concurrió a pesar de que tenía una restricción de acercamiento por violencia familiar, informaron fuentes judiciales. Se trata de Fernando Luis Oriolo (44), quien llegará detenido al debate oral y será enjuiciado desde el próximo viernes por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora, acusado del delito de «homicidio doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género» en perjuicio de Estefanía Díaz (30). «Queremos que nos escuchen para que no quede impune y que realmente se haga justicia, que no salga en libertad porque este hombre se tiene que pudrir en la cárcel», dijo a Télam Lidia, madre de la víctima. «Queremos que nos escuchen para que no quede impune y que realmente se haga justicia, que no salga en libertad»”Lidia, madre de la víctima El fiscal encargado de llevar adelante la acusación será Andrés Santos Procopio y el imputado estará representado por un defensor oficial. «Nosotros estamos en terapia intensiva, resucitando de nuestras cenizas, estamos todos rotos pero tenemos que estar firmes porque esperamos mucho para que se haga justicia y que mi hija descanse en paz y mis nietos estén tranquilos. Ellos ya no creen en nada y en nadie porque los dejaron desahuciados», sostuvo Lidia. El juicio se llevará a cabo en Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora. El crimen El hecho ocurrió el 14 de marzo de 2014 en una casa de Ángel Gallardo entre avenida Monteverde y Paraná de Burzaco, partido de Almirante Brown, en la zona sur del conurbano, donde Estefanía vivía con sus hijos que en su momento tenían 9, 7, 5 y una beba de casi 2 años. De acuerdo a la acusación, el hombre tenía una restricción de acercamiento otorgado por un Juzgado de Familia de Lomas de Zamora por violencia, pero la incumplió para atacar a la mujer que trabajaba como auxiliar de cocina en una escuela de Longchamps. «Esa noche entró sigilosamente rompiendo el portón y la ventana de la casa y sin piedad la torturó. Estaban los chicos y el que vio todo desde el principio fue mi nieto mayor», recordó Lidia. Tras la golpiza, la mujer quedó gravemente herida y fue trasladada de urgencia a un hospital de Adrogué y luego derivada a una clínica, donde permaneció internada hasta el 19 de marzo cuando falleció a raíz de las lesiones. Oriolo fue detenido y desde ese momento continúa preso a la espera del juicio que primero iba a realizarse en 2017 pero por cuestiones de salud no pudo realizarse y luego habían fijado fecha …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here