Arce enfrenta la primera protesta realizada por transportistas El presidente boliviano Luis Arce enfrentaba este martes, a poco más de dos meses de su asunción, la primera protesta social contra su Gobierno, activada por transportistas que exigen la extensión de un diferimiento de sus deudas bancarias, y que ya produjo una víctima fatal por enfrentamientos en uno de los bloqueos. «Podemos asegurar que el paro del transporte es contundente y continuará hasta mañana (miércoles), a menos que las autoridades muestren un poco de flexibilidad y accedan a revisar sus medidas», dijo Ismael Fernández, líder de la Confederación de Choferes de Bolivia, organización de transportistas propietarios. La protesta se inició este martes por la madrugada por la Confederación de Choferes, la más grande del gremio, en demanda de la ampliación del plazo del diferimiento de créditos, a pesar de que el Gobierno acordó un periodo de gracia de seis meses, que sí fue aceptado por organizaciones menores del autotransporte. «El paro de 48 horas se realiza porque el Ministro de Economía se ha puesto inflexible y no ha entendido nuestras razones de deudores en problemas por la pandemia que nos ha quitado trabajo», añadió Fernández, citado por la agencia Sputnik. Por su parte, el titular de Economía, Marcelo Montenegro, insistió en calificar como «injustificada» a la huelga de los transportistas, asegurando que el período de gracia de seis meses era «razonable» para que ese sector se recupere y los bancos tampoco sufran daño. La huelga fue acatada principalmente en las ciudades vecinas de La Paz y El Alto, donde millares de autobuses y minibuses bloqueaban calles de conexión entre el centro y barrios populares, mientras que los transportistas de Santa Cruz (este) y Cochabamba (centro), los otros departamentos más poblados después de La Paz, no se adhirieron. En el resto del país, el impacto de la protesta era mixto, con ciudades semibloqueadas por los transportistas mientras desde las provincias se reportaba normalidad casi completa. En Sucre, un hombre de 67 años fue asesinado al recibir un golpe en el pómulo derecho tras discutir con los manifestantes, informó el comandante departamental de la Policía de Chuquisaca, Jhonny Mancilla, citado por el diario Página Siete, por lo que se arrestó a nueve personas. La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, reconoció el derecho de protesta de los transportistas, aunque exhortó a este sector a considerar que «la emergencia sanitaria requiere agotar todas las vías de diálogo, puesto que esto podría afectar a la movilidad de pacientes».

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here