Más de 500 municipios pudieron reanudar este martes el dictado de clases presenciales. Más de 500 municipios que mejoraron en los últimos días la situación epidemiológica por un descenso en los contagios de coronavirus pudieron reanudar este martes el dictado de clases presenciales, con los protocolos de cuidados vigentes, como el uso de barbijo, la distancia social, la conformación de burbujas y la ventilación de los ambientes. Provincia de Buenos Aires En ese marco, el gobierno bonaerense anunció este martes que otros diez distritos comenzarán a implementar desde la semana próxima el sistema de clases presenciales por haber reducido la cantidad de contagios de coronavirus cada cien mil habitantes. La medida abarca a los municipios de Bahía Blanca, General Alvear, General Guido, General Pueyrredón, Monte, Ramallo, San Antonio de Areco, San Pedro y Tandil que desde esta semana pasan a Fase 3, según el esquema dispuesto por la provincia para habilitar actividades en el marco de la pandemia. Ls gobiernos provinciales monitorean a diario la evolución de los casos de Covid-19. Con esta actualización, sólo tres distritos permanecen en Fase 4, la que permite la mayor cantidad de actividades, que son Olavarría, Tordillo y Juárez; otros 73 se encuentran en Fase 3, lo que posibilita las clases presenciales, mientras que los 59 restantes continúan en Fase 2. En ese marco, en Bahía Blanca, el rectorado de la Universidad Nacional del Sur (UNS) anunció que prorrogó hasta la semana próxima la suspensión de las clases presenciales. Córdoba En Córdoba, más de 370 localidades de la provincia retomaron este martes la presencialidad de las clases a pesar del rechazo de gremios docentes que solicitaron al Ministerio de Educación «replantear» la decisión por la «crítica situación sanitaria» por la pandemia del coronavirus. El secretario de Coordinación Gremial de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), Oscar Ruibal, dijo a Télam que «varios intendentes pidieron que en sus localidades se mantenga la virtualidad por el riesgo epidemiológico que implica la presencialidad de las clases», y que desde la cartera educativa accedieron a la solicitud. El Gobierno provincial había suspendido las clases presenciales, entre el 7 y 18 de junio, por el elevado aumento de casos de coronavirus y ocupación de camas críticas por encima del 80% pero el jueves dispuso el regreso a las clases presenciales en las localidades con menos de 30 mil habitantes. El sindicalista Ruibal consideró que «la presencialidad aún no es segura» e insistió con que se debe «revisar» la decisión y «no se obligue a los docentes a concurrir a las aulas» para el dictado presencial de las clases. Además, advirtió que «muchos docentes aún no fueron vacunados». La suspensión en las clases presenciales en una veintena de localidades de más de 30 mil habitantes, se extenderá hasta el 2 de julio. La baja en el porcentaje de contagios y el aumento de la vacunación permitieron a …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here