Uruguay atravesó entre abril y mayo de este año el peor momento de la pandemia Desoír las recomendaciones de los asesores científicos, la falta de restricciones en los momentos de un rebrote de casos y la expansión de la variante Gamma detectada en Brasil son algunas de las razones por las que Uruguay «perdió el control» durante la segunda ola de coronavirus, de acuerdo con expertos citados en un artículo de la revista Nature. «Una vez considerado como un modelo global de cómo responder a la pandemia, Uruguay perdió en los últimos meses su control sobre el coronavirus», indica el texto que cita a varios científicos locales y da cuenta de la reciente suba de la curva epidemiológica. El país de 3, 5 millones de habitantes atravesó en abril y mayo de este año el peor momento de la pandemia con récords mundiales de tasas de contagios y muertes. Entre los motivos de este cambio, el artículo indica que en marzo del año pasado el Gobierno siguió las recomendaciones del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH): cerró negocios y escuelas y restringió las fronteras, entre otras medidas. Sin embargo, a principios de este mes y cuando los casos seguían siendo altos, el presidente Luis Lacalle Pou decidió cerrar a este grupo de asesores bajo el argumento que esa medida «estaba en los planes». «Las autoridades nacionales gritaron victoria demasiado pronto”, dijo a Nature Gonzalo Moratorio, virólogo del Instituto Pasteur y de la Universidad de la República, ambos en Montevideo. Desoír científicos y la falta de restricciones motivaron la suba de casos en Uruguay. según expertos «El miedo al virus se perdió debido a todas las cosas buenas que habíamos hecho antes», añadió. «Tuvimos varias oportunidades para volver a encarrilarnos con nuestro rastreo epidemiológico, pero en cambio continuamos abriéndonos y pasamos de una estrategia de contención a una de mitigación», lamentó por su parte Zaida Arteta, secretaria del Sindicato Médico de Uruguay. Otra razón del incremento de positivos es la aparición de la variante Gamma, detectada por primera vez en Brasil. En febrero, menos del 15% de todos los virus secuenciados en Uruguay eran de esa mutación, pero en la localidad fronteriza de Rivera esa cifra trepaba al 80%, explicó Rodney Colina, jefe del laboratorio de Virología Molecular de la Universidad de la República. Los científicos ahora detectan a esa variante en nueve de cada diez muestras analizadas, precisó en el artículo Rafael Radi, bioquímico y excoordinador del GACH. Uruguay vive ahora una mejora de los números de la mano de una intensa campaña de inmunización contra la Covid-19. En casi cuatro meses de administrar inoculantes, el monitor de vacunación de Uruguay contabilizó que el 63% de su población recibió al menos una dosis, mientras que el 45% completó la pauta. …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here