Foto: AFP La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (OACNUDH) instó a «asegurar la legalidad y proporcionalidad de la intervención y garantías del debido proceso» y recalcó que llevar a los detenidos «ante autoridades judiciales y la supervisión fiscal es esencial para la protección de los derechos de todas las personas», en referencia al operativo policial del sábado que ingresó a la fuerza en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), en Lima. Mediante un comunicado institucional, la UNMSM indicó que «el sábado 21 de enero, la Policía Nacional de Perú, en evidente uso de la fuerza, ingresó al campus universitario, sin presencia de la Defensoría del Pueblo ni del representante del Ministerio Público. Por lo tanto, denunciamos el abuso de autoridad hacia nuestros estudiantes intervenidos», se lee en la misiva.»El sábado 21 de enero, la Policía Nacional de Perú, en evidente uso de la fuerza, ingresó al campus universitario, sin presencia de la Defensoría del Pueblo ni del representante del Ministerio Público. Por lo tanto, denunciamos el abuso de autoridad hacia nuestros estudiantes intervenidos» Abogados de la región Puno que llegaron al lugar denunciaron que no se permitió la presencia de los defensores.Piden informe pormenorizadoPor su parte, el ministro del Interior de Perú, Vicente Romero, afirmó que el operativo policial «estaba justificado», a pesar de que hay acusaciones que afirman que no cumplió con los procedimientos legales. «He pedido un informe pormenorizado de la intervención, pero sí ha estado justificada de acuerdo a ley», dijo en una entrevista en la que matizó que si hay algún incumplimiento, se establecerán los responsables. Romero justificó que el operativo tuvo lugar en el marco del estado de emergencia, razón por la cual no era necesaria la presencia de fiscales para la intervención. «Había flagrancia y estado de emergencia, cuando hay flagrancia interviene inmediatamente la Policía Nacional, cuando hay flagrancia no hay necesidad de la presencia de la Fiscalía», señaló el titular de Interior. El ministro, que señaló que la intervención fue motivada para «dar seguridad», destacó que durante la operación «no hubo ni un solo herido» por parte de los agentes de seguridad. Según dijo la universidad en un comunicado, la Policía actuó «de oficio» porque los manifestantes no cumplieron la supuesta promesa de retirarse el jueves. Durante la intervención la Policía detuvo a 193 personas, de las cuales 192 fueron liberadas el domingo, informó la Fiscalía de la Nación en un comunicados. Los detenidos se encontraban en la sede de la Dirincri y Dircote. El Ministerio Público precisó que una persona se quedó detenida debido a que tenía una requisitoria previa. Miles de personas llegadas del interior marcharon el jueves y el viernes en Lima en protestas que en algunos casos derivaron en represión cerca del Congreso, cuando la Policía les impidió avanzar con gases lacrimógenos y chorros de agua.Violenta represión policialLa represión policial frente a las protestas deja hasta el momento 46 muertos, 45 manifestantes …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here