El mediocampista de River Plate Nicolás De la Cruz fue declarado en rebeldía y recibió una orden de captura por parte de la justicia de Paraguay, luego de ausentarse hoy en la audiencia preliminar de una causa que investiga una agresión a policías locales en un partido disputado en 2016. La jueza Hilda Benítez dictó la medida que pesa sobre territorio paraguayo, al que De la Cruz podría retornar a principios del año próximo si River y Libertad de Paraguay se enfrentaran por las semifinales de la Copa Libertadores. El periódico paraguayo ABC Color informó que este lunes «debía realizarse la audiencia preliminar para que la jueza Benítez resuelva si hacía lugar al criterio de oportunidad solicitado por la defensa de De la Cruz y al cual el fiscal Juan Carlos Ruiz Díaz se allanó». «Pero como el uruguayo no se presentó ni justificó su ausencia, la magistrada declaró la rebeldía del mismo y ordenó su captura en el territorio nacional», precisa el periódico. La agresión En 2016, durante la Copa Libertadores Sub 20, De la Cruz -entonces jugador de Liverpool de Montevideo- agredió a policías paraguayos en el estadio Defensores del Chaco y fue imputado por el fiscal Emilio Fuster. Tres años después, al regresar al país ya como jugador de River, el mediocampista fue detenido en el hotel Bourbon de Asunción, el día previo a un partido con Cerro Porteño por la Libertadores. De la Cruz fue posteriormente liberado bajo fianza, pudo jugar ese compromiso y anotó el gol «millonario» en el empate 1-1 que eliminó al conjunto paraguayo del torneo continental.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here