Ansilta Grizas dio a concoer su segunda novela «Río de lava». Los múltiples e incluso antagónicos modelos de maternidad y la complejidad de las sensaciones y sentimientos que genera el nacimiento de un hijo son los ejes que vertebran la segunda novela de Ansilta Grizas, quien eligió para ella un título tan descriptivo como certero del fenómeno de parir y luego maternar: “Río de lava”. Al igual que en su obra anterior “Un temporal”, en este texto publicado por Cúmulus Nimbus la autora recurre a metáforas relacionadas con el paisaje, el espacio que los rodea acompaña lo que ocurre en la vida de sus personajes. En aquél, una tormenta espejó el deterioro cognitivo de su padre; en esta, la erupción de un volcán transforma en imágenes el torrente de sensaciones que provoca en la narradora el nacimiento de su segundo hijo, quien, desde el comienzo mismo del parto describe apelando a términos del campo de lo animal. “De repente me viene ese dolor de ancas que parece que me fuera a partir al medio”, cuenta sobre el momento en que dio a luz. Sin embargo, el sentido que el personaje le da a la maternidad no es unívoco. Por momentos pareciera un tormento: “No sé cómo explicar esto que siento cuando el cuerpo no me da más y siento todo dolor y contractura y cansancio. La visión borrosa, la piedra en la garganta y esa sensación de asfixia existencial”, dice. Pero luego, ante una salida sin su hijo expresa: “No eran sólo las tetas que me habían empezado a chorrear y a doler, era más bien un vacío que me ahogaba, como si un órgano me faltara”, escribe. Ansilta Grizas, que lleva con orgullo e nombre de una cultura aborigen que habitó la cordillera de su San Juan natal es licenciada en Artes Visuales (UNSJ) y magíster en Escritura creativa de la Untref. En 2012 participó de la residencia para artistas en Antártida, experiencia tras la cual editó el libro de fotografías “Diario de navegación”. Su novela “Un temporal” (Entropía) se publicó en 2021. La autora conversó con Télam sobre su concepción de la maternidad, la presencia de la naturaleza en sus obras y el balance entre palabra e imagen que hay en su escritura.-Télam: ¿Qué papel cumple la autoficción en la generación de tu escritura? Pienso en la enfermedad de tu padre en “Un temporal” y la experiencia de maternidad en “Río de lava”. -Ansilta Grizas: Creo podría cuadrar en la categoría de autoficción, porque justamente los dos libros parten de experiencias propias, biográficas. Pero para mí son como una especie de cartas con las que me permito jugar, como si las experiencias vividas fueran las notas y a la hora escribir, en esa composición todo puede pasar. Con esto quiero decir que no me interesa atarme a la autoficción como si estuviera trabajando con un material de no-ficción. Todo lo contrario, la ficción la construyo con los propios elementos, experiencias vividas, dramas, soledades, alegrías, lo …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here