«¿Quien dijo que no hay tango nuevo?, yo vengo haciendo tango hace 60 años», expresó en charla con Télam Juan «Tata» Cedrón, uno de los artistas esenciales de la cultura argentina, quien en 1964 creó el grupo -primero como trío y a fines de los 60 transformado en cuarteto-, forjando un camino propio atravesado por la poesía, la canción y la búsqueda de la identidad y pertenencia, un reflejo de su propia historia. «Para mí es muy importante tener este compendio de la obra del Cuarteto, que es como un clásico de la música argentina. El concepto del clásico tiene que ver con algo que se hizo, que va recorriendo un tiempo, es como si fuese un viento que va moviendo las hojas en caminos diferentes, que va rozando los árboles y las hojas a medida que pasan los caminos». La obra del grupo está al alcance de todos, integrando dos partes de su discografía, una editada en Argentina (1964-1974 y 2004 en adelante) y otra en Francia (1974-2004). Si bien es consciente de los cambios que se dieron en los modos de difusión -«antes había un fenómeno con la canción grabada y ahora corre por otro lado», expresó-, también hizo hincapié en que la decisión de compartir la obra completa propone «aprender a escuchar y analizar». «Si vos empezás a analizar a Troilo, todo es bueno, lo mismo pasa con la obra de Angelito Vargas, son canciones puras», graficó. «Yo propuse este estilo -continuó-, es una obra muy ecléctica poéticamente y me importaba tres pepinos los estilos diferentes. Si estamos en un momento álgido no corramos, cada canción y cada libro están llenos de cosas». Para dar un marco acerca del clima y el contexto en que fueron creadas esas canciones, el cantante contó que fue su hermano Alberto -el mayor de los seis hermanos Cedrón- quien le presentó a poetas como los argentinos Raúl González Tuñón y Juan Gelman, dos figuras clave en su recorrido. Para mí es muy importante tener este compendio de la obra del Cuarteto, que es como un clásico de la música argentina. El concepto del clásico tiene que ver con algo que se hizo, que va recorriendo un tiempo, es como si fuese un viento que va moviendo las hojas en caminos diferentes, que va rozando los árboles y las hojas a medida que pasan los caminos”Juan «Tata» Cedrón «Después había pintores amigos míos que me alcanzaban poesías. Me cruzaba y discutía con actores como Héctor Alterio, Norma Aleandro y Alfredo Alcón o con Tito Cossa (director y autor de teatro). Era toda buena gente», abundó. «Una vez fuimos a escuchar a Juan Carlos Portantiero –recordó-. En ese entonces estaba dando una conferencia sobre Borges, año 63 en La Plata. Viajamos juntos al regreso y Portantiero me dijo: ‘vos podrías hacer ‘El entrerriano’ de Carlos de la Púa, y ahí retomé la cosa del …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here