«No Man´s Land» se trata de una coproducción belga, francesa e israelí de ocho capítulos. La miniserie de thriller y drama bélico «No Man’s Land», que retrata el conflicto civil en Siria a través de la historia de las integrantes de la milicia femenina kurda y su cruce con personajes de variados orígenes y motivados por diversos propósitos mientras intentan sobrevivir en el territorio, está disponible desde este sábado en la plataforma Starzplay. Un escenario desierto y de pura destrucción Se trata de una coproducción belga, francesa e israelí de ocho capítulos, cuya trama se dispara cuando Antoine (Félix Moati), un joven ingeniero francés, cree reconocer en la televisión a su hermana, Anna (Mélanie Thierry), a quien él y sus padres habían dado por muerta años atrás tras un ataque terrorista en la capital egipcia de El Cairo. Convencido de que aún está viva y peleando contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), Antoine deja todo y emprende una arriesgada búsqueda cuyas pistas lo llevarán hasta Siria, en medio de la devastadora guerra civil desatada en 2011, donde tras ser capturado por una unidad de mujeres combatientes pertenecientes a las Unidades Femeninas de Protección (YPJ, por sus siglas en kurdo), se les une en la lucha. Mientras tanto, a la facción de los extremistas islámicos se suma Nasser (James Krishna Floyd), un exsoldado inglés de raíces musulmanas que luego de un fallido paso por el ejército británico, decide viajar a Medio Oriente junto a dos amigos que habían establecido contacto con reclutadores del EI. Una vez allí, Nasser navegará siempre al borde del peligro entre sospechosas situaciones de espionaje internacional que lo involucran y la constante preocupación por sus compañeros que, convencidos por la causa yihadista, no reparan en desafiar día a día el delgadísimo límite entre la vida y la muerte. A partir de ese momento, las actividades de la brigada de mujeres, encabezada por Sarya (Souheila Yacoub), y las vidas de Antoine y Nasser, comienzan a cruzarse en un escenario desierto y de pura destrucción, en el que las intrigas y la violencia están a la orden del día. En ese sentido, Floyd, cuyo salto a la fama se produjo tras su protagónico en la cinta británica «My Brother the Devil» (2012, de Sally El Hosaini), galardonada en los festivales de Sundance y Berlín, dialogó con Télam sobre la serie, destacó la relevancia que le asigna a las «historias humanas» en el marco del conflicto y subrayó la «autenticidad» que eso le confiere a la producción. -Télam: ¿Cómo dialoga la estructura de la historia y los distintos caminos que cruza con los temas de los que la serie quiere hablar? -James Krishna Floyd: Lo especial de la guerra en Siria es que es un conflicto internacional, que aunque obviamente afecta a Siria más que a ningún otro país, tiene alcance por fuera de ese territorio e involucra a personas de otras nacionalidades. Creo que la serie …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here