El actor Nicolás Vázquez, quien volvió al teatro El Nacional con la segunda temporada de su exitosa obra «Una semana nada más», anunció una gira nacional e internacional a partir de abril porque «es importante que el espectáculo porteño se federalice». Luego de años exitosos con «El otro lado de la cama», en 2019 Vázquez estrenó «Una semana nada más» del francés Clement Michel y adaptada por el director Mariano Demaría y el mismo actor, acompañado por Benjamín Rojas y el hallazgo de Flor Vigna, alejada del «Bailando» y de «Combate». La obra concluyó el 2019 quedando primera a nivel nacional en recaudación con 190 mil espectadores y este año retomó en El Nacional, teatro del que se van a despedir el 19 de abril para iniciar una gira que los va a llevar por Rosario, Córdoba, Mendoza, Tucumán, San Juan, Neuquén, Bahía Blanca, Santa Fe, Jujuy y Salta. Luego tendrá un tramo internacional que la llevará a Chile, Uruguay, Paraguay y finalizará en Israel, donde Vázquez es conocido por su trabajo en «Casi Ángeles», la ficción adolescente de Cris Morena. Vázquez es el productor de esta obra y en un reportaje con Télam contó sobre su doble rol de actor y encargado de todo: T: ¿Cómo encontraste esta obra, te la mostró alguien, la viste afuera? NV:- Es una obra que encontré yo. De hecho había hecho otra otra de Clement Michelle, que se llamaba «El Canasto» y que dirigí, donde trabajaba mi hermano, en el Picadilly. Me había enamorado de este autor, había buscado todas las obras que tenía y entre ellas estaba «Una semana nada más». Sabía que había funcionado medianamente bien en España, pero tenía fe de que funcionara un poco mejor acá si hacíamos una buena adaptación, Me comuniqué con el autor, la compré y empecé a trabajar con el director, Mariano Demaría, en la adaptación, que también fue un gran hallazgo dentro de lo que es la comedia. T: ¿Qué implica producir, en un país como Argentina donde uno piensa que todo se hace muy artesanalmente? -Implica mucho, no apagar nunca la cabeza, porque de vos depende un montón de gente. Una obra de estas características puesta en un teatro genera un montón de trabajo y que le vaya bien hace que cada vez tengas más responsabilidades, porque una cosa es llegar y otra permanecer. Nosotros, digo nosotros cuando hablo del equipo que me acompaña desde «El otro lado de la cama», llevamos cuatro años y medio logrando llenar salas de teatro y eso lleva mucho trabajo, durante toda la semana se trabaja para permanecer, ya sea en que la gente nos siga eligiendo, en que el boca a boca perdure y bueno después es un factor de un montón de cosas, que la gente te elija, tener el factor suerte, que sea la obra que guste, pero se trabaja mucho. T: ¿Esta obra la querés llevar a Mar del …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here