Vinicius de Moraes, eterno La familia del poeta, músico y diplomático brasileño Vinicius de Moraes y el Estado de Brasil llegaron llegaron a un acuerdo de indemnización para sus descendientes debido a la persecución sufrida durante la última dictadura militar en ese país (1964-1985). El acuerdo contempla el pago de 3, 4 millones de reales (unos 641.500 dólares), informó el medio local globo.com sobre un proceso que duró 28 años. Vinicius, uno de los creadores de la bossa nova, falleció en 1980, a los 65 años, como consecuencia de un edema pulmonar. La indemnización se debe a la jubilación obligatoria que debió tomar De Moraes, impuesta por el gobierno de facto. El músico fue apartado de su cargo en 1969, luego de que las autoridades hicieran uso del espionaje para con los funcionarios, y que obligaran a quien en ese momento ostentaba el cargo de primer secretario a retirarse de la carrera diplomática acusado de «embriaguez». A esa conclusión se llegó en 2011, tras una investigación de la Comisión por la Verdad. Vinicius fue vicecónsul de Brasil en Los Ángeles a finales de los 40, segundo secretario de la Embajada en París en los 50 y, luego, nombrado la sede diplomática en Montevideo. En los 60, retornó a París, pero en esa oportunidad como diplomático en la Unesco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here