Los Caligaris / Foto: Laura Lescano La tercera noche del 63° Festival Nacional de Folclore de Cosquín -dominada por expresiones musicales de Córdoba y Jujuy y la de mayor convocatoria hasta ahora- tuvo un cierre altamente festivo de la mano de la multirítmica alegría circense de Los Caligaris, que debutaron en el encuentro para el festejo por 25 años de camino. La numerosa agrupación cordobesa vinculada al cuarteto, el circo y el ska propuso una celebración que excedió a esos géneros y construyó una fiesta poderosa y divertida aunque estrictamente nada folclórica para su primera vez en el escenario Atahualpa Yupanqui. El conjunto integrado por Martín Pampiglione y Juan Carlos Taleb (en voz y guitarra), Diego Pampiglione (batería), Gabriel Garita Onandía (bajo), Marian Pellegrino y Mariano Baigorria (guitarra), Mauricio Ambrosi y Armando “Zurdo” Mansilla (percusión), Valentín Scagliola (teclados y acordeón), Agustín Cuadrado (trompeta) y Marcos Ozamis (saxo) mostró las credenciales de su manejo de la escena. Con rápidos y efectivos números circenses matizando el espectáculo, Los Caligaris pusieron dos pequeñas carpas rojas y amarillas sobre el tablado y contaron con un público entregado a esa dimensión gozosa con narices de payaso luminosas, espuma en aerosol o banderas como la que un niño desplegaba con la frase “Antes muerto que dejar de soñar” (una de las máximas de la canción «Kilómetros»). Los Caligaris / Foto: Laura Lescano “Nos llevó 25 años llegar a esta plaza”, saludaron tras el inicio de las 2.40 con “Todos locos”, primera pieza de una nómina de una efectividad quizás montada en una apabullante sencillez que incluyó “Nadie es perfecto”, “Razón” y “Un chico en el cuerpo de un mayor”. Con un sonido arrollador, impecable y de tracción a sangre, la banda anunció la llegada de “nuestros primeros invitados como para emparentarnos con el folclore” y subieron el charanguista Pachi Herrera y la cantante sanjuanina Claudia Pirán para “Con vos”. “Es un placer volver y volver con ellos”, confió la vocalista que fue Consagración en 2005, tras lucirse como la gran intérprete que es y antes de que Caligaris arremetiera con dos personales versiones: “Viva Córdoba», de Los del Suquía; y “Volver”, con Carlos Gardel cantando desde la pantalla. Foto: Laura Lescano “Asado y fernet” (con la participación de Los Tekis) y “Quiero cumbia” fueron otros pasajes sonoros de la noche antes de la despedida, a las 3.45, con el inmenso letrero donde se leyó: “Gracias muchas”. Antes de Los Caligaris y con un similar clima lúdico y carnavelero, los jujeños de Los Tekis concretaron su 31° presencia en el Festival con un celebrado show con una sorprendente e inusual cantidad de pistas pregrabadas. Haciendo equilibrio entre un espectáculo de música electrónica norteña y el playback, el quinteto que reúne a Sebastián López (primera voz, quena y charango), Juanjo Pestoni (batería), Mauro Coletti (vientos), Pipo Valdez (vientos y charango), Walter Sader (guitarra) y Pucho Ponce (bajo) agitó a la audiencia casi sin necesidad de tocar en vivo, lo que puede …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here