Por Redacción Nodal Cultura El carnaval de la ciudad de Montevideo, capital de Uruguay es el más largo del mundo, y sus murgas y murgueros una identidad especial que no tiene demasiados parangones en el mundo. Los grupos son conformados por artistas de distintos mundos y disciplinas: músicos, letristas, artistas plásticos, vestuaristas, directores escénicos y técnicos de gran talento y experiencia. Las más populares de las murgas llevan años recorriendo los tablados de los barrios y el centro y compiten cada verano por los distintos premios. A causa de la pandemia del covid-19 la Intendencia de Montevideo decidió suspender el Carnaval 2021, Uruguay tuvo un crecimiento importante de contagios hacia fin de año, y la fiesta popular deberá esperar hasta el 2022. En este contexto Contrafarsa, la histórica agrupación del carnaval uruguayo que comenzó hace 40 años con el nombre de Firulete y tiene la dirección musical de Eduardo “Pitufo” Lombardo, anunció que se presentará con su espectáculo El tren de los sueños que cumple 20 años y tuvo su relanzamiento durante el mes de noviembre de 2020. La nueva función tendrá lugar el próximo 5 de marzo en el Antel Arena de la capital uruguaya. Luego de un largo período de inactividad y alejada de los escenarios, el reencuentro que se produjo hacia fin del año pasado, marcó también la vuelta del equipo que trabajó detrás de escena para recrear el espíritu de aquel original. Junto al conjunto de músicos y actores trabajaron en el maquillaje Mariela Gotuzzo, en la puesta en escena Fernando Toja y en la realización y diseño  Hugo Millán y Soledad Capurro. Bajo la dirección musical de Edú “Pitufo” Lombardo, recupera el mítico espectáculo El tren de los sueños que marcó un quiebre en la historia del género carnavalero hace 20 años. Participa de esta puesta prácticamente el mismo elenco de aquel entonces. Contrafarsa cumple 40 La historia de Contrafarsa tiene su origen a comienzos de 1980, en plena dictadura uruguaya, en una cooperativa barrial. Un grupo de gurises armó una murga para celebrar el Día del Niño y le pusieron “El Firulete”; siete años más tarde decidieron participar en el concurso oficial del carnaval, pero tuvieron que cambiarle el nombre ya que Firulete estaba registrado, y pasaron a llamarse Contrafarsa. En 1991, Contrafarsa ganó su primer premio, galardón que repitieron en 1998, 2000 y 2002. Pero uno de los momentos más brillantes de esta historia tuvo lugar cuando presentaron El tren de los sueños, espectáculo que trascendió las fronteras del concurso: se convirtió en un ícono cultural del principio de siglo y, según los entendidos, significó un quiebre en la manera de concebir el género carnavalero24 horas. El tren de los sueños Ganador del Primer Premio del Concurso Oficial de Carnaval del año 2000, El Tren de los Sueños es sin dudas uno de los espectáculos más recordados de la historia del carnaval. Marcó un antes y un después en el género, ya que representa una conjunción de lo tradicional con la vanguardia, desde la concepción misma del show en su estructura, el diseño de los trajes, hasta las letras de los temas y los arreglos de las voces. Para Eduardo “Pitufo” Lombardo “es evidente que El tren de los sueños marcó el carnaval y quedó en la memoria colectiva de la gente”. Gabriel Melgarejo, uno de los integrantes de Contrafarsa destacó la vigencia de la obra. “Lo primero que encontramos es la vigencia de aquellos textos que cantábamos hace 20 años atrás con la actualidad. Eso es una cuestión que hasta asusta en algunos momentos. Vas …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here