En la Feria del Libro de Montevideo se inaugurará el Espacio Marosa para impulsar lo contemporáneo y homenajear lo alternativo Con una poderosísima poética, Marosa di Giorgio engendró un imaginario sensorial cargado de mitología, erotismo y trascendencia. “Me gusta el teatro, por eso escenifico”, decía poco antes de morir, y agregaba: “Al recitar los poemas es como si recién los estuviera construyendo”. El lunes a las 19.00 comenzará la 42ª Feria Internacional del Libro (FIL) de Montevideo, con Cuba como país invitado de honor y una variada programación (entre las primeras actividades, el martes a las 18.00 habrá un conversatorio sobre traducción y creación poética entre Ida Vitale y la reconocida editora, traductora y crítica neoyorquina Valerie Miles), que reivindicará la literatura como acontecimiento: además del tradicional cruce de escritores nacionales y extranjeros, plaza de ventas, presentaciones, charlas y conferencias, este año la FIL sorprenderá a sus habitués con un nuevo espacio llamado Marosa, ubicado en el amplio balcón del primer piso, donde se presentarán el Festival de Escrituras Contemporáneas y distintas propuestas que apuntan a incorporar “matices que excedan lo coyuntural del mercado”, y un escenario por el que circularán 150 autores durante dos semanas, adelantó a la diaria su curador, Gabriel Peveroni. En este espacio se intentó incluir a los sectores editoriales que antes quedaban por fuera de la FIL, y fortalecer a aquellos que antes eran marginales, como la poesía y el relato gráfico. Todo comenzó el año pasado, cuando la Cámara Uruguaya del Libro (CUL) y la Intendencia de Montevideo (IM) organizaron el desembarco de Montevideo como ciudad invitada de la Feria del Libro de Buenos Aires. “Esa experiencia decantó”, cuenta Peveroni, “y tanto la IM como la CUL buscaron un modo de aprovecharla e impulsar esta edición 42 en conjunto”. Por eso, hay líneas que se mantienen: “El homenaje a [Mario] Levrero ahora se reconfiguró en unas jornadas. Y habrá un guiño a esa actividad: abriremos el escenario del espacio Marosa con un día dedicado a Levrero, en el que estarán Alicia Hoppe y Juan Ignacio Fernández, habrá un conversatorio entre Pablo Casacuberta y Felipe Polleri, y se presentará el libro Maldito Levrero [de Jerome Vonk]”, entre varias actividades que incluyen un recital de Fabián Severo y Ernesto Díaz. Plantea que esto marca una ausencia de la FIL y apunta a tematizarla. Por eso, cruzarán el homenaje a la poesía (junto a Ediciones de Uno), a Levrero y lo alternativo a partir de Marosa, entendida como una poeta alternativa desde el punto de vista estético y vital. Marosa en llamas A 15 años de su fallecimiento, el domingo 6 a las 19.00 se presentará el libro-álbum Marosa, en el que las investigadoras Alicia Torres y Ana Inés Larre Borges se propusieron abordar a Marosa y a su leyenda de un modo original, aportando “algo nuevo cuando ya parecía que todo había sido revelado”. Decidieron asumir este desafío concibiendo el álbum como un espacio plural y fragmentario que “albergara fotos, entrevistas, cartas, manuscritos, microensayos, anécdotas, la evocación de amigos, poetas, escritores, críticos, y una selección de textos de Marosa”, convencidas de que “nadie puede decir a Marosa como ella se dice: la infancia, las quintas y el jardín mágico, el amor de sus padres y los abuelos, la hermana, los ángeles”, contó Torres a la diaria. Por eso, y casi sin que se dieran cuenta, fueron seleccionando fragmentos dispersos de su obra, componiendo un collage organizado temáticamente; “una forma respetuosa y admirada de reescritura”. A partir de este nuevo relato, el diseñador del libro, Pablo Uribe, “decidió, con audacia, que estos sectores se imprimieran en magenta sobre rosa, …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here