Por Javier Carou * Analizar las medidas implementadas por los países europeos ante las segundas olas de contagios puede dejar varias enseñanzas. En primera instancia, hay que continuar la lucha contra el “relajamiento” de los cuidados, que implicó que los contagios volvieran a aumentar luego del verano europeo. Otro punto es la llegada del calor. Las condiciones climáticas del verano son ideales para frenar el avance del virus; sin embargo, los expertos ya han aclarado que aunque el virus parece perder fuerza con la exposición al sol y su contagio es menor por estar al aire libre, el verano presenta prácticamente los mismos riesgos que las demás estaciones del año. El último punto está asociado a la “falsa sensación de seguridad” ante la llegada de las vacunas. El ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, remarcó que “van a convivir mucho tiempo vacuna y medidas de prevención porque no es que la vacuna resuelve todo en un día.” El mundo ha dado un nuevo giro en el último mes. Primero, por el surgimiento de una “tercera ola” de contagios en Europa; la consolidación de una segunda ola en los Estados Unidos y el comienzo de la misma en algunos países de Sudamérica. Y segundo, por la reciente detección de una nueva cepa del COVID-19. Cómo se preparan algunos países de la región para prevenir una segunda ola En Uruguay el gobierno tomó nuevas medidas restrictivas después de reconocer que las adoptadas a comienzo de diciembre fueron insuficientes. Las mismas se limitaban a cierres de gimnasios y clubes deportivos en locales cerrados, suspensión de actos de fin de curso escolar, límite de horarios de bares y restaurantes a la medianoche e impulso al teletrabajo en oficinas públicas.Como ejemplo de medidas importantes, Montevideo suspendió las actividades del Carnaval 2021. En Chile, el Ministerio de Salud decidió mantener la medida preventiva decretada el lunes 7 de diciembre, cuando se anunció que toda la Región Metropolitana retrocedía a fase 2, la de Transición, con cuarentena los fines de semana y feriados. Dicha disposición estará operativa hasta el 4 de enero y no se podrán realizar viajes interregionales entre comunas que se encuentren en fase 1 -cuarentena- y fase 2, la de Transición. Además, a partir del sábado 26 de diciembre se adelantó el toque de quedadesde las 22 y hasta las 5 horas de la mañana. Las autoridades de Bolivia reforzaron los protocolos sanitarios. Las medidas implicaron una mayor restricción y control de las actividades, con especial énfasis en las que presentan un gran flujo de personas, como los mercados y supermercados. En La Paz se aplican controles respecto al uso de barbijo y el cumplimiento de las medidas de bioseguridad. A pesar de que en Brasil el Ministerio de Salud aún no ha reconocido que está enfrentando una segunda ola de la pandemia, los gobiernos regionales admiten que la situación ha recrudecido y han vuelto a anunciar medidas de distanciamiento social. Siguiendo el ejemplo uruguayo, la Nochevieja en Río de Janeiro, considerada una de las fiestas de año nuevo más grandes del mundo, fue cancelada. La ministra de Salud de Perú, Pilar Mazzetti, comunicó la implementación del toque de queda desde el 22 de diciembre y hasta el 4 de enero, entre las 23 y las 4. El objetivo de la medida es evitar que las personas se trasladen a otras viviendas. El Gobierno de Paraguay renovó a mediados de diciembre las restricciones sanitarias. El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, explicó querestringieron los viajes hacia las localidades del interior del país. “Tenemos una situación epidemiológica que es distinta …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here