Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región. La CIA y sus operadores locales quieren colocar al país en la encrucijada de “Keiko o rojos o nada”, anulando las elecciones o estirando la proclamación del profesor Castillo hasta el 28 de julio. Este domingo 20 se cumplieron dos semanas desde que el 6 de junio peruanas y peruanos votamos para elegir presidente, pero aún el Jurado Nacional de Elecciones JNE no ha declarado al ganador, que es el profesor Pedro Castillo. Superó a la candidata de la vergüenza por muy poco margen -44, 054 votos de diferencia con el 50, 12% del total, contra 49.88% de la mafia-, habiéndose fraccionado el país en dos. La derrota de la mafia no es contundente y por ello, el profesor Castillo y los que creemos en la democracia verdadera basada en el Buen Vivir y no en la farsa caótica que nos ha dejado la ideología neoliberal extractivista salvaje, con más de 190.000 muertos en lo que va de la pandemia, heridos, presos, caos, corrupción sin nombre, etc., no podemos dormir tranquilos y debemos andar, como mis hermanos campesinos de San Miguel de Pallaques que es la “puerta del Cielo” y cercano a Chota en Cajamarca: “Con despacitud y calmancia, porque la apurancia, puede traernos confundiciones”. ¡Los mafiosos fascistas no pasarán! Fuji-vargasllosismo y anticomunismo CIA En este escenario, el fujivargasllosimo y el anticomunismo golpista de la señora K y sus secuaces, sin ninguna prueba, actuando delincuencialmente contra las leyes y la constitución que promulgara fraudulentamente su padre genocida y ladrón en 1993, agitan ahora la consigna “Keiko o fraude” y la convocatoria a nuevas elecciones. La siniestra señora K ha admitido a la prensa extranjera el lunes pasado, torciendo todo y sin darse cuenta, que está presente la mano de la CIA de Miami que mueve la cuna, la mano de los anticomunistas internacionales liderados por los Vargas Llosa, planteando todos “ella o el comunismo”, o sea en su estrecho entendimiento… Venezuela. El terrorista Leopoldo López de la CIA no vino al Perú por gusto sino para eso: agitar a favor del nerviosismo del Pentágono que lo maneja, con lo que el libreto histérico se devela y todo se explica mejor ahora. El gobierno de los EEUU ya va perdiendo como siete países en manos incómodas a su interés geopolítico1 y el Perú se coloca en su centro de atención, como admite por fin la candidata, manejada, entera y totalmente, desde la CIA de Miami. Esta oficina y sus operadores locales, quieren colocar al país en la encrucijada de “Keiko o rojos o nada”, anulando las elecciones por un supuesto “fraude” o estirando la proclamación del Profesor Castillo hasta el 28 de julio. La finalidad es lograr que el fascista Almirante Jorge Montoya -presuroso firmante en marzo de 1999 de la vergonzante “acta de sujeción” a Montesinos2-, presionando al JNE, desde los Mario Vargas Llosa y los 23 expresidentes latinoamericanos derechistas, para que considere actas extra con un procedimiento ilegal, que entraron al conteo gracias a un solo jurado keikista, dirigido por un “cuello blanco”3 que luego se rectificó. Ruido de sables y fraude “bamba” El 15 de junio se lanzó orquestadamente un comunicado de exmilitares derechistas de la marina, el ejército y la aviación, movidos por el General retirado Otto Guibovich, actual congresista de Acción Popular – el partido del dictador Manuel Merino, peón golpista que sólo llegó a estar 5 días en el des-Gobierno en noviembre del 2020, siendo echado por …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here