La policía israelí reprimió hasta provocar más de 200 heridos Jerusalén se prepara para nuevas protestas tras los choques entre fieles musulmanes palestinos y la policía israelí, que los reprimió hasta provocar más de 200 heridos en la Explanada de las Mezquitas y que generó llamados a la calma por parte de Estados Unidos, la Unión Europea y potencias regionales. Tras las oraciones musulmanas del último viernes de la fiesta musulmana del Ramadán, la policía antidisturbios israelí disparó balas de goma, gases lacrimógenos y granadas ensordecedoras contra los palestinos que arrojaron piedras y botellas. Según la Media Luna Roja Palestina, al menos 205 palestinos resultaron heridos, la mayoría en la Explanada de las Mezquitas, uno de los lugares más disputados en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Los enfrentamientos se produjeron después de que las tensiones aumentaran en las últimas semanas por las restricciones israelíes al acceso a partes de la Ciudad Vieja durante el Ramadán y la amenaza de desalojo que pesa sobre cuatro familias palestinas en el este de Jerusalén para dar paso a los colonos judíos. Se esperan nuevas concentraciones el sábado, convocadas por el Alto Comité de Seguimiento de los Árabes de Israel, un grupo de presión que llamó a manifestaciones en solidaridad con los palestinos de Jerusalén” Además, horas antes, la policía israelí mató a dos palestinos e hirió gravemente a un tercero, después de que abrieran fuego contra un puesto de control militar en el norte de Cisjordania. Se esperan nuevas concentraciones el sábado, convocadas por el Alto Comité de Seguimiento de los Árabes de Israel, un grupo de presión que llamó a manifestaciones en solidaridad con los palestinos de Jerusalén, informó la agencia de noticias AFP. La Explanada de las Mezquitas (llamada Monte del Templo por los judíos) es el tercer lugar santo del islam y está situada justo encima del Muro de los Lamentos, el lugar de plegaria más importante para los judíos. Aunque la tensión es habitual en esa parte de la Ciudad Vieja de Jerusalén, la violencia no lo es dentro de la explanada, que acostumbra a ser vigilada a distancia por la policía israelí. La Unión Europea llamó a las autoridades israelíes a actuar «con urgencia» para reducir las tensiones en Jerusalén, diciendo que «la violencia y la incitación son inaceptables y todos los involucrados deben ser responsabilizados»” Pero el viernes era el último del mes de ayuno de Ramadán y se concentró una gran multitud de musulmanes en la explanada. Ante la violencia, Estados Unidos dijo estar «profundamente preocupado» e instó a ambas partes a evitar medidas que «exacerben las tensiones o alejen aún más la paz», como las «actividades de colonización, las demoliciones de casas y los actos de terrorismo». La Unión Europea llamó a las autoridades israelíes a actuar «con urgencia» para reducir las tensiones en Jerusalén, diciendo que «la violencia y la incitación son inaceptables y todos los involucrados deben ser responsabilizados». …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here