Por Viviana Erazo y Ana Acosta La segunda vez que se relaciona el nombre de Guillermo Lasso con cuentas offshore en paraísos fiscales es en 2017, con la filtración de información publicada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, ICIJ, llamada Paradise Papers. Esta vez no se incluía en la lista a ningún servidor público del gobierno de Correa, pero Lasso volvió a aparecer, siendo el único político ecuatoriano que figura en los archivos. En una entrevista para Diario El Universo, Guillermo Lasso explicó la relación de las empresas con el Banco de Guayaquil y aseguró que tenía cómo comprobar el origen del dinero. Los registros de los Paradise Papers lo vinculan con Andean Investment Ltd. y Brother’s Investment Ltd, en las Islas Caimán, cuya dueña es su esposa María de Lourdes Alcivar. También hay una referencia a South Pacific Investors, que pertenece a su cuñado, Danilo Carrera Drouet, esposo de su hermana mayor María Eugenia Lasso. Carrera ayudó a Lasso a conseguir su primer empleo en la bolsa de valores de Guayaquil y después ambos fundaron el Banco de Guayaquil. A pesar de todas estas acusaciones Lasso continuó con su carrera para llegar a la presidencia de Ecuador y volvió a ser candidato en 2020. La alianza correista UNES, impugnó a Lasso y a su binomio Alfredo Borrero, acusándolo de mantener capitales en paraísos fiscales. “El ciudadano Guillermo Lasso incumple el mandato popular, a través de mecanismos elusivos, que lo afectan no sólo directamente, sino que también involucran a su círculo familiar, esposa e hijos”, se leía en el documento enviado a Dian Atamaint, presidenta del Consejo Nacional Electoral, CNE. Pero el CNE desestimó la demanda y permitió la candidatura del banquero que se oficializó en octubre de 2020, después de la decisión del Tribunal Contencioso Electoral, TCE. Un año después, específicamente el 03 de octubre de 2021, con Lasso ya en la presidencia, una nueva investigación periodística del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) reveló cómo líderes políticos, músicos, artistas, futbolistas, entre otras personas de poder, pretendían ocultar su patrimonio en paraísos fiscales a través de cuentas offshore, en el caso que se denominó Pandora Papers o Papeles de Pandora. Lasso es uno de los presidentes latinoamericanos, que figuran entre los 14 líderes mundiales nombrados, junto al ex presidente de Chile, Sebastián Piñera y al primer mandatario de República Dominicana, Luis Adinader. Esto puso a Lasso en el ojo público por una posible evasión millonaria de impuestos. Según los Papeles de Pandora, Lasso recurrió hasta a 14 sociedades financieras en Panamá y Estados Unidos. De ellas, 11 están inactivas y sobre las otras tres el presidente niega cualquier relación o beneficio. El diario El País, que también fue parte de la investigación, reveló que en 2017 sus aspiraciones políticas lo llevaron a cambiar su estructura de negocio antes de lanzarse por tercera vez a la presidencia. La publicación dice que el presidente Lasso “movió sus fichas” después de que en 2017 se aprobara la Ley que prohíbe que los candidatos a cargos públicos sean beneficiarios de sociedades en paraísos fiscales. Así, según la investigación, Lasso en ese año aprobó transferir las acciones y activos de entidades panameñas relacionadas a él a dos fideicomisos creados en Dakota del Sur, Estados Unidos. Estos dos fideicomisos son Bretten Trust y Liberty Trust. De este último también forma parte Liberty Holdings LP, una empresa registrada en la Isla del Príncipe Eduardo, en Canadá. Ante todas estas investigaciones, Lasso confirmó que tuvo empresas en el exterior, pero que siempre lo ha hecho según la …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here