Por John Freddy Gómez * y Camila Andrea Galindo ** La deuda en el siglo XXI, tanto pública como privada, se ha configurado como eje estructurante del Estado Colombiano, determinando la consolidación de políticas de ajuste estructural tras los Acuerdos Extendidos, Stand By y línea de crédito flexible, entre otros mecanismos propios de las Instituciones Financieras Internacionales -IFIS- 1. Introducción La deuda en el siglo XXI, tanto pública como privada, se ha configurado como eje estructurante del Estado Colombiano, determinando la consolidación de políticas de ajuste estructural tras los Acuerdos Extendidos, Stand By y línea de crédito flexible, entre otros mecanismos propios de las Instituciones Financieras Internacionales -IFIS- [1]. Estos acuerdos han ocasionado la imposición de políticas públicas en contravía de la plena satisfacción de los derechos del pueblo colombiano, implicando la transferencia de recursos públicos hacia entes privados tanto nacionales como internacionales.A partir de estos acuerdos también se ha impulsado la normativización de las políticas económicas neoclásicas de corte ortodoxo y el blindaje legal de las estructuras de regla fiscal cuantitativa como fuente de manutención de la dominación tecnocrática en el país. En este capítulo se aborda en primer lugar, el desarrollo de la deuda pública y privada desde el año 2000 hasta el año 2019 y sus diferentes repercusiones macroeconómicas; y, en segundo lugar, se analizan las consecuencias sociales de las diferentes políticas emanadas del sistema de la deuda pública y su papel en la desigualdad de la sociedad colombiana [2]. Este recorrido nos permite comprender como la deuda, bajo el sistema neoliberal, se ha convertido en la piedra angular de la intensificación de la desigualdad en nuestro país, por lo cual se ha configurado un sistema basado en el aumento de la expoliación de tiempo de vida, el incremento de la tributación de corte regresivo e indirecto, la disminución del gasto social y el despojo social e individual, entre otras dinámicas totalmente oprobiosas. Es en este escenario donde la desigualdad es el resultado del sistema de acumulación, concentración y realización del sistema socioeconómico capitalista y por lo cual el sistema de la deuda como régimen de acumulación no escapa de esta relación que implica la contradicción por antonomasia entre acumulación y despojo. 2. La deuda pública y privada como fuente de desigualdad en Colombia La deuda ha estado presente desde la configuración de la República a principios del siglo XIX y ha determinado en gran parte la economía del país y el sistema socioeconómico de la nación [3]. A partir de la década de los años 70 se ha intensificado con la nueva política económica de Estados Unidos [4], es en esta nueva política económica donde la deuda pública se ha convertido en un sistema de expoliación de recursos públicos hacia manos privadas por medio de la dominación del mercado internacional y la desregulación impulsada por los diferentes acuerdos y consejos de las Instituciones Financieras Internacionales (de aquí en adelante IFIS) iniciadas en la década de los 70, del siglo XX dando inicio a un nuevo régimen de acumulación [5] . Es así como en Colombia las políticas denominadas de apertura económica, ocasionaron una debilidad endémica ante los flujos y reflujos de la economía internacional debido a su enfoque de desregulación y liberalización de la economía, privatización de entes públicos y reducción del gasto social, entre otras dinámicas que posibilitaron las crisis de corte financiero a mediados de la década de los años 80 y finales de la década de los años 90 donde la deuda pública y privada tuvo un papel central [6] y conllevó al acrecentamiento de la desigualdad en la sociedad colombiana. A. La economía periférica, …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here