Italia Más allá de la esperanza que genera la vacunación, la preocupación por el coronavirus persiste en el mundo ante el repunte de casos en varios países, que llevó a Brasil, Francia, Italia y República Checa a reimponer restricciones y a Alemania analizar la extensión de prohibiciones de ingreso. En tanto, en Estados Unidos, el país en números absolutos más golpeado por el brote, el Gobierno del demócrata Joe Biden avanzó en la aprobación de un nuevo plan estímulo para mitigar los efectos económicos de la crisis sanitaria. En Europa, la amenaza de una tercera ola del virus parece concretarse con el creciente aumento de contagios en varios países, sobre todo en el centro y este del continente. A la espera de alcanzar la inmunidad con la vacuna, muchos Gobiernos europeos decidieron endurecer las medidas para frenar la propagación de la enfermedad. Desde este sábado rige un bloqueo parcial en las regiones de Francia que se vieron especialmente afectadas por la epidemia, entre ellas en Niza, en el sur, incluida la región costera, y en Dunkerque, en el norte. Francia El primer ministro, Jean Castex, pidió a los prefectos de una veintena de departamentos -incluído París- que endurezcan las restricciones. Durante un encuentro virtual, el jefe de Gobierno instó «a realizar consultas en profundidad y tomar medidas inmediatas, como el fortalecimiento de los controles, la optimización de la campaña de vacunación, el despliegue de pruebas en los establecimientos educativos y cumplimiento de las directivas relativas al teletrabajo», según el comunicado de su oficina. En tanto, en Italia, el Gobierno endurecerá el lunes las medidas de restricción en la mayor parte del país, con Cerdeña como notable excepción por el descenso de casos en la isla. En las regiones del sur de Molise y Basilicata entrará en vigencia un bloqueo total, mientras que más al norte, en Marcas, así como en las regiones del extremo norte de Lombardía y Piamonte, se aplicarán reglas moderadamente estrictas, según una directiva del Ministerio de Salud, recogida por el diario La Repubblica. El flamante Gobierno del premier italiano, Mario Draghi, está desarrollando un nuevo decreto sobre el coronavirus, y se espera que entre en vigor el 6 de marzo durante un mes. También el Gobierno checo anunció que el lunes entrarán en vigencia las medidas de bloqueo más estrictas desde el inicio de la pandemia para evitar un colapso del sistema de salud en el país, a punto de rozar los 20.000 muertos por la enfermedad. Durante al menos tres semanas a partir del lunes, el país centroeuropeo restringirá los viajes entre localidades y cerrará todas las escuelas y algunos de los comercios que están abiertos, informó el primer ministro Andrej Babis. Alemania, por su parte, analiza estirar hasta el 17 de marzo la prohibición de entrada en el país de personas procedentes de zonas en las que las variantes del virus se extendieron sin control, consignó …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here