Nació la Celac Social con el protagonismo de organizaciones de la región Por Úrsula Asta y Leila Bitar Se realizó el primer encuentro de la Celac Social bajo la consigna: “Integración latinoamericana y del Caribe para frenar el nuevo plan Cóndor en la región”. Se trata de un espacio que articula a las organizaciones sociales, políticas, sindicales, indígenas y de derechos humanos en el marco de la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se desarrolla el martes 24 de enero en el hotel Sheraton de Buenos Aires. El lanzamiento, realizado en la tarde del lunes 23 en el Museo Malvinas, ubicado en el Espacio de la Memoria ex Esma, nace con la convicción de conformar una instancia permanente e institucional de integración regional de los pueblos y con el objetivo de avanzar hacia la concreción de espacios de diálogo entre organizaciones sociales y los gobiernos. Lanzamiento de la Celac Social / Radio Gráfica El lugar de su presentación se torna simbólico en el sentido del reclamo argentino sobre los legítimos derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes y el Sector Antártico Argentino. Algo que, como dice la declaración de la Celac Social, también fue establecido por la Celac en la Declaración Especial de septiembre de 2021. “Volveremos a Malvinas de la mano de América Latina”, se pronunció fuerte entre aplausos durante la inauguración de este espacio. Por la mañana, en una conferencia de prensa desde la sede de la central gremial CTA Autónoma, referentes de Brasil, Perú, Uruguay, Bolivia y Venezuela, entre otros países, habían informado el inicio de las actividades de la Celac Social y expresaron la necesidad de coordinar las demandas y reivindicaciones de los pueblos de Nuestra América, en un contexto de redespliegue de los intereses estadounidenses sobre la región y de intentos de desestabilización. El ex presidente boliviano Evo Morales Ayma sostuvo que los gobiernos progresistas y antiimperialistas tienen el deber de proteger los recursos naturales estratégicos, distribuir las riquezas para enfrentar la creciente desigualdad y avanzar en un proyecto de moneda común para América Latina y el Caribe. A su vez, repudió el accionar de la OEA como herramienta injerencista y de desestabilización, y rechazó el bloqueo económico de Estados Unidos contra los pueblos de Cuba, Nicaragua y Venezuela. “Cuando llegué a la Presidencia tuve problemas con algunos sectores de obreros que se decían ‘apolíticos’”, recordó el dirigente. “El imperialismo, el capitalismo, no quiere que la gente humilde, los trabajadores, campesinos e indígenas hagamos política. Pero nosotros decidimos hacer política. La independencia sindical, el pluralismo ideológico, son una doctrina del imperialismo”, explicó. A su vez, llamó a la unidad: “Tenemos la obligación de organizarnos, fortalecer nuestras fuerzas sociales y permanentemente autoconvocarnos para coordinar acciones concretas, defender la democracia y fundamentalmente defender a nuestros gobiernos, algunos son progresistas, otros socialistas, otros humanistas, pero hay que defender a los presidentes de los gobiernos antiimperialistas de América Latina”. Lanzamiento de la Celac Social / Radio Gráfica En representación de Venezuela, durante la conferencia de prensa habló la parlamentaria Blanca Eekhout: “Somos quienes podemos construir un mundo distinto porque hemos vivido la barbarie del capitalismo, de la modernidad, de su esquema civilizatorio, tenemos al pueblo originario que entendió que la tierra es la madre y a ella nos debíamos. Hoy, esa cosmovisión de nuestros pueblos originarios es la esperanza para la humanidad”. Y remarcó: “Tenemos la obligación de construir un mundo distinto. El bloqueo, la agresión, la satanización y el intento de dividirnos, es justamente para que esa esperanza no recorra la humanidad, pero es imposible porque América es una sola, estamos …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here