JEP revela graves estadísticas de masacres, asesinatos de líderes sociales y exguerrilleros Las cifras son del Sistema de Monitoreo de Riesgos de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, quien también registra en las mismas fechas el desplazamiento de 1.691 personas desde diferentes regiones del país. Así lo indica el más reciente reporte del Equipo de Investigación y Advertencia Oportuna de Riesgos de la JEP, que realiza un seguimiento permanente de los riesgos que puedan obstaculizar la participación efectiva de las víctimas, las organizaciones defensoras de derechos humanos y los comparecientes en los procesos que desarrolla la Jurisdicción en los territorios. De acuerdo al reporte, en el periodo examinado un líder social fue asediando cada 72 horas y en el 60% de los casos la víctima era un líder de una comunidad indígena. Entre el 8 y el 21 de febrero de este año También hubo una msacre cada cuatro días. Masacres que desplazaron a por lo menos 219 familias y 1.691 personas en diferentes regiones del país. También según los datos de la JEP, se registraron en ese tiempo 16 combates entre la Fuerza Pública y estructuras criminales, más otros 3 enfrentamientos entre grupos armados ilegales. En cuanto a la celeridad de la justicia, la Fiscalía judicializó a 41 presuntos integrantes de estructuras criminales y la fuerza pública capturó a 188 presuntos integrantes de grupos armados. Por otro lado, el sistema de Monitoreo de Riesgos de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP reportó que desde la firma del Acuerdo de Paz hasta el pasado 21 de febrero, se contabilizaron 164 masacres que ocurrieron en el 78% del territorio, dejando un saldo de 663 fallecidos entre ellos 46 niños, niñas y adolescentes. Asimismo, la JEP advierte que la mayoría de las acciones intimidantes contra las organizaciones defensoras de derechos humanos que son intervinientes ante la JEP las hace el grupo criminal de las Águilas negras. Blu Radio Ser líder o lideresa social en Colombia: Una actividad de alto riesgo En los últimos días, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), junto con su Unidad de Investigación y Acusación ha determinado que el año 2021 se perfila como uno de los años más violentos luego de la firma del Acuerdo de Paz, esto sumado a que en días recientes la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidad para los Derechos Humanos en Colombia analizó la situación y se estima que aproximadamente más de 500 personas que se reconocían como líderes y lideresas sociales en su territorio han sido asesinadas. Ante estás terribles estadísticas se suma el hecho del pasado lunes primero de marzo en le corregimiento La libertad, en el municipio de San Onofre, Sucre, perteneciente a la subregión de Montes de María fue asesinado un líder social indígena. Históricamente el corregimiento La libertad ha sido territorio de conflicto, puesto que en el pasado los cuerpos de las mujeres fueron tomados como armas de guerra por las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Desde la noche del lunes su comunidad vive una situación de tensión ya que los hechos ocurrieron cuando la población se encontraba sin servicio de energía eléctrica, que probablemente días atrás cortaron los autores de este crimen. Los medios de comunicación registran que Jaime Enrique Basilio Basilio de 61 años, murió a causa de disparos propinados por un integrante del Clan de Golfo. Jaime Basilio era el primer alguacil del Cabildo Indígena Libertad de la etnia Zenú. Su elección al igual que la de los 9 integrantes del Cabildo sucedió el pasado 8 de enero del 2021, justo en la …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here