Para el vocero del Departamento de Estado la situación es «preocupante» Estados Unidos expresó este jueves su preocupación por un informe que afirmó que China está construyendo más de 100 nuevos silos para misiles balísticos intercontinentales, lo que representaría un crecimiento notable de sus potencialidades nucleares. «Creo que lo que es justo decir es que estos informes y otros sugieren que el arsenal nuclear de la República Popular China crecerá más rápidamente, y a un nivel más alto, de lo que quizás se anticipó anteriormente», advirtió el vocero del Departamento de Estado, Ned Price. Un informe publicado el miércoles por The Washington Post, entre otros medios, en base a un estudio de imágenes de satélite comerciales realizado por un grupo con sede en el estado de California, reveló que los silos se estaban construyendo en un desierto cerca de la ciudad noroccidental de Yumen. El Centro James Martin de Estudios de No Proliferación (nuclear) en Monterrey sostuvo que los 119 sitios de construcción en la provincia de Gansu eran similares a las instalaciones de lanzamiento chinas existentes para misiles balísticos con ojivas nucleares. «Esta acumulación es preocupante», insistió Price, para quien la cuestión «plantea interrogantes sobre la intención de la República Popular China». Analysts at @MIIS used Planet satellite imagery to identify the construction of 119 missile silos near Yumen, China. This discovery could signal substantial growth in China’s nuclear arsenal, currently estimated at 100 ICBMs. Read more in @washingtonpost: https://t.co/1JpGMKb7hH— Planet (@planet) June 30, 2021 El funcionario aseguró que el estudio “refuerza” para EEUU “la importancia de aplicar medidas prácticas para reducir los riesgos nucleares». «Y destaca cómo la República Popular China parece estar desviándose nuevamente de décadas de estrategia nuclear basada en una disuasión mínima», acotó Price, según la agencia AFP. El informe evaluó que si se completa esa construcción marcaría un cambio histórico para China, que hasta acá, se estima, tiene un arsenal relativamente modesto de entre 250 y 350 armas nucleares. La cuestión amenaza con enturbiar aún más las relaciones entre Washington y Beijing, de por sí complejas. Desde su asunción como jefe de la Casa Blanca, el presidente Joe Biden puso a China como la potencia de la que su país debe cuidarse y hasta argumentó a favor de su plan de inversiones en tecnología e infraestructura en el hecho de que Beijing le sacaría ventajas. «¿Ustedes creen que China va a esperar antes de invertir en infraestructura digital, en investigación y en desarrollo?», preguntó el mandatario en abril, y puso en foco la competencia por el liderazgo mundial. El mes pasado, además, Biden amplió a 59 la lista de empresas chinas que no pueden recibir inversiones estadounidenses por tener vínculos con el Ejército del país asiático.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here