Hay 220.000 metros cuadrados de oficinas vacías en la Ciudad de Buenos Aires. El mercado de oficinas se encuentra afectado por más de un año de teletrabajo en gran parte de las actividades, lo que generó cambios en el sector de cara a la pospandemia y a las perspectivas de un regreso parcial de los trabajadores a los espacios laborales. Las oficinas vacías «Hoy es todo a distancia, esto hizo que haya 220.000 metros cuadrados de oficinas vacías en la Ciudad de Buenos Aires; y hay profesiones que no sabemos en qué medida van a volver a la presencialidad», dijo a Télam Hernan Iradi, secretario del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de CABA (Cucicba). Las zonas más afectadas por la suspensión del trabajo presencial, indicó, son: microcentro, centro y las zonas de Tribunales y de universidades. Iradi afirmó que «hoy a un propietario de oficina se le hace imposible tener un candidato para venderla o alquilarla» y por ese motivo «se volvieron un gasto muy importante que en muchos casos no se pueden afrontar, entonces, necesitan solución urgente». Una oficina de 100 m2 paga expensas de entre $15.000 y $17.000, a lo que se suman los gastos habituales de servicios, ABL, agua, luz y en algunos casos también gas. Según los especialistas del sector inmobiliario, el trabajo evolucionará hacia un modelo mixto. Locales La situación se replica en los espacios comerciales: «No hay consumo en los locales vecinos al transformarse en una ciudad desierta, los locales viven del público de la calle y el público no existe en esta zona», describió el empresario. Precisó luego que «han cerrado casi 20.000 locales en la Ciudad de Buenos Aires, en cada cuadra hay unos siete locales vacíos». La transformación en viviendas Iradi afirmó que ante esta realidad «los copropietarios de edificios de oficinas están comenzando a hacer reuniones para transformarlas en viviendas». Consideró al respecto que «toda crisis trae una oportunidad: si desde la iniciativa privada se logran modificar reglamentos para que los edificios de oficinas sean aptos para viviendas, si se entregan créditos blandos para la reconstrucción y desgravación impositiva, podemos llegar a refundar esta gran ciudad». «Hay edificios completos vacíos en el cruce de las calles Rodríguez Peña y Viamonte, que con sólo modificar el reglamento se hacen monoambientes sin ningún problema; hoy los copropietarios lo están viendo como una gran posibilidad», agregó. Iradi consideró además que «apuntar a reconstruir las oficinas en viviendas es una oportunidad para los inquilinos». la oferta premium de oficinas corporativas ganará protagonismo y surgirá un nuevo ecosistema de lugares de trabajo. Herman Faigenbaum, director general de la firma, destacó que «numerosos estudios concluyen que las oficinas seguirán siendo una parte importante de las estructuras y las estrategias de las organizaciones pospandemia, ya que son una ventaja competitiva para promover la cultura de la empresa, para la retención de talento y el funcionamiento de los equipos …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here