Basterra dijo que la comercialización fue prácticamente normal El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, aseguró  que el cese de comercialización de granos convocado por tres entidades de la Mesa de Enlace tuvo un «efecto prácticamente nulo» y subrayó que estas asociaciones «no aportaron una sola idea para el resolver el problema» del abastecimiento interno de maíz y de los precios domésticos del cereal. El funcionario nacional, en declaraciones radiales, afirmó que en el Gobierno «no se equivocaron» en la decisión de limitar el registro de exportaciones de maíz el lunes pasado y aseguró que con las nuevas medidas no se dio «marcha atrás» ya que permitió crear «un espacio donde estamos discutiendo el desacople de los precios internacionales de los locales». Por el lado de las entidades agropecuarias, los presidentes de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, de Confederaciones Rurales (CRA), Jorge Chemes, y de Federación Agraria (FAA), Carlos Achetoni, anunciaron el levantamiento del cese de comercialización y dijeron que el «objetivo» de la medida de fuerza fue «cumplido con creces», y que no creen «en el desacople» de los precios internacionales con los locales. En diálogo con Radio con Vos, Basterra consideró que el lockout de 72 horas convocado por las tres entidades -Coninagro no adhirió- tuvo un «escasísimo efecto». «El efecto fue prácticamente nulo, porque la comercialización que existió fue prácticamente normal, con alguna variación a días normales porque llovió. No tuvo la mayor incidencia y no aportaron nada para la construcción que venimos haciendo con los actores del sector privado para garantizar, por un lado, que las relaciones entre los actores sea equitativa y, por la otra, que se garantice la provisión del mercado interno y se sostenga la comercialización externa», aseveró. El funcionario crítico a las tres entidades que convocaron al cese de comercialización al asegurar que «no aportaron una sola idea para poder resolver el problema de no solo el aprovisionamiento interno, sino de lo que está relacionado a la accesibilidad, al precio». El 30 de diciembre pasado, el Ministerio decidió el cierre temporal del registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para embarques previos al 1 de marzo, cuando entra la nueva cosecha, para poder garantizar el abastecimiento interno. Esta medida fue dada de baja parcialmente el lunes, con la implementación de un límite de 30.000 toneladas diarias de maíz, un tope que finalmente quedó sin efecto durante la víspera tras el acuerdo alcanzado con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), que contempla la implementación de un monitoreo constante sobre las existencias. Al respecto, Basterra consideró que «han llegado a instalar que acá hubo un retroceso o fracaso del Gobierno, algo totalmente equivocado, porque tenemos productos concretos, resultados, no de la lucha como la quieren proponer determinados sectores de los medios y de intereses particulares entre el Gobierno y el campo, sino que lo que hubo es una intervención para articular las relaciones dentro de la …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here