Matías Vargas, ex Vélez Sarsfield, aseguró hoy no sentir «presión» por ser la compra más cara de la historia de Espanyol, de España, sino «un orgullo y una responsabilidad». El «Monito», que el pasado jueves se presentó con un gol en la Liga de Europa, costó casi once millones de euros pero no siente «presión» sino «orgullo y responsabilidad» por ser la compra más cara de la historia del club. «Poco a poco me iré adaptando. Paso a paso. Pero me estoy sintiendo bien, aunque me queda mucho trabajo por realizar», agregó Vargas, quien el pasado jueves ingresó y a un minuto del final redondeó el triunfo por 3-0 sobre Lucerna, de Suiza, por la ida de la tercera ronda de clasificación a la Liga de Europa. Espanyol jugará este jueves la revancha en Barcelona y el domingo debutará en la liga española ante Sevilla, también en casa. «Pensamos en el encuentro más próximo porque la llave no está cerrada. Hay que trabajar e intentar ganar. Y luego, el domingo», cerró Vargas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here