Ese día Fillol alcanzó la cifra de 26 penales atajados en el fútbol argentino, récord que comparte con Hugo Gatti. El 22 de diciembre de 1990, Ubaldo Matildo Fillol, considerado como uno de los mejores arqueros de la historia del fútbol argentino, le ponía fin a su brillante carrera profesional con la camiseta de Vélez Sarsfield, luego de 21 años de trayectoria, en un encuentro en el que detuvo un penal, atajó para «10» puntos y fue ante River Plate, al que privó de coronarse campeón. «Hace treinta años me retiraba del fútbol profesional después de 21 años de carrera», expresó el «Pato» Fillol, en su cuenta oficial de la red social Instagram (patofillol). «Con buenas, regulares o malas actuaciones siempre traté de dar lo mejor en cada partido con el respeto genuino por la camiseta de turno, algo que me siguió hasta mi última función», siguió el exfutbolista oriundo de la ciudad bonaerense de San Miguel del Monte. «Gracias Vélez por haberme prestado la camiseta para mi retiro. Y mi eterno agradecimiento también a Quilmes, Racing, River, Argentinos Juniors, Flamengo, Atlético de Madrid por haberme permitido ser parte de sus ricas y gloriosas historias», continuó. «Y ni hablar de la Selección Argentina con la que pude salir campeón del mundo (en 1978) y disfrutar de muchos años maravillosos. Abrazo del alma para todos», concluyó. Ubaldo Matildo Fillol nació el 21 de julio de 1950 en San Miguel del Monte. Su debut en Primera División fue el 1 de mayo de 1969 en Quilmes con una derrota por 6-3 ante Huracán en un partido que tuvo como escenario «La Bombonera». Pasó a Racing Club en 1972, año en el que atajó seis penales en la temporada, un récord aún vigente. Volvió a Avellaneda en 1987 y al año siguiente conquistó la primera edición de la Supercopa Sudamericana, el último título internacional de «La Academia». En 1973 pasó a River Plate y en sus 10 años en el club conquistó siete títulos, el más recordado es el Nacional de 1975 después de 18 años de sequías, y disputó 405 partidos. A mediados de 1983 tuvo un breve paso por Argentinos Juniors, antes de mudarse a Río de Janeiro para defender el arco de Flamengo, equipo en el que estaría hasta 1985 cuando emigró a España para defender los colores del Atlético de Madrid. Tras su exitoso segundo ciclo en Racing Club pasó a Vélez Sarsfield, club en el que terminó su carrera en 1990 con 40 años y atajando un penal en la cancha de River Plate en un partido que privó a los «millonarios» del título, tras un triunfo por 2-1. El penal detenido al uruguayo Rubén «Polillita» Da Silva le permitió alcanzar la cifra de 26 penales atajados en el fútbol argentino, récord que hasta hoy comparte con el «Loco» Hugo Orlando Gatti. Su momento más destacado como profesional fue en 1978 cuando se …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here