La exposición «Palabra de Oesterheld», que inaugurará mañana el Centro de Historietas y Humor Gráfico de la Biblioteca Nacional, recorre distintas etapas de la obra del guionista y escritor desaparecido durante la última dictadura cívico militar, que tienen como puntapié una importante donación de papeles con apuntes, borradores, cartas, microrrelatos, reflexiones, y cronogramas de trabajo. Ubicada en el espacio circular al pie de la Biblioteca, la exposición presenta un gran mural que simula el archivo disperso de Héctor Germán Oesterheld a partir de «papeles sobrevivientes», como los llama Judith Gociol, coordinadora del archivo de Historietas de la institución, porque sobrevivieron, gracias a su esposa Elsa Sánchez, al allanamiento de la casa de Beccar durante la dictadura, a mudanzas, a un robo hogareño y a otros episodios personales y familiares. «Son papeles que estuvieron guardados y mezclados en una valija, con pocas referencias. Lo que muestran es la cantidad de temas que abarcó, la diversidad, la productividad y una mecánica de trabajo porque él escribía versiones taquigráficas con las primeras ideas donde se entiende muy poquito, alguna palabra, después empezaba a redactar, hacía todo a mano y lo mandaba a pasar a máquina porque no le gustaba el teclear de la goma», explicó Gociol.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here